A pocos días de haber firmado un acuerdo de 8 puntos con todas las bancadas de la oposición, la Democracia Cristiana (DC) cambió de opinión y decidió cuadrarse con el gobierno en el proyecto de Reforma Tributaria que se vota hoy en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

Hasta antes de esta decisión había consenso en todas las bancadas de la oposición de rechazar la idea de legislar, pues se considera que esta propuesta del gobierno favorece principalmente a las grandes empresas y fortunas de nuestro país (incluido el propio presidente Piñera), quienes terminarán pagando menos impuestos.

La decisión de la DC ha sido calificada como una «voltereta» e, incluso, una «traición» y se da luego de una reunión que sostuvo durante la mañana de este martes 9 de abril el presidente de la tienda política, Fuad Chahín, y el jefe de bancada, Gabriel Ascencio.

Chahín apostó por que se aprobara la idea de legislar y luego fue Ascencio quien confirmó que los dos representantes de la falange que integran la comisión de Hacienda, los diputados Pablo Lorenzini y José Miguel Ortiz, darían sus votos a favor de la iniciativa.

Ante la posición de la DC, el presidente Sebastián Piñera salió rápidamente a valorar el apoyo, pues “abriría la puerta a debatir sobre el crecimiento, inversión y los empleos”.

¿Por qué la DC cambia de opinión de una semana a otra y decide quebrar el acuerdo con la oposición y cuadrarse con el gobierno? Tal parece que a muchos no sorprende esta actitud del partido que ha sido característica en distintos momentos de la historia política de nuestro país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here