El Consejo de Pueblos Atacameños, que reúne a dieciocho comunidades Lickanantay de Atacama la Grande, emitió un comunicado denunciando la falta de respuestas por parte de las autoridades regionales y nacionales, ante el aumento de casos de Coronavirus y la falta de cuarentena en la comuna de San Pedro de Atacama.

«Venimos desde hace meses dialogando con las autoridades pertinentes para que en nuestro territorio se decrete cuarentena, enviando oficios y acciones judiciales de protección. En cada una de las acciones realizadas hemos solicitado el debido resguardo y protección a la vida de quienes integran las comunidades como patrimonio vivo de la humanidad, las respuestas obtenidas es que corresponderá al Intendente dentro de sus atribuciones y competencias establecer medidas en resguardo de los pueblos», indicaron.

«Por otra parte, se han solicitado múltiples reuniones como es el caso del Área de Desarrollo Indígena (ADI), para poder tratar todos los temas que son urgentes en la Comuna de San Pedro de Atacama. Además, se solicitó un consejo comunal extraordinario para solicitar ciertos requerimientos el que se concretó el día lunes 22 de junio, donde el consejo solicitó un hospital de campaña, ambulancias para los pueblos, ya que no se cuenta con las ambulancias necesarias y en el caso del deceso de alguna persona hay que transportarlos en vehículos particulares que no cuentan con las condiciones para hacerlo. También se solicitó cuarentena total para la comuna», agregaron.

Además, indicaron que el día 29 de junio se realizó una reunión donde participó el Intendente, la seremi de Salud, Gobierno Regional (Gore) y el Alcalde de San Pedro de Atacama: «Sin embargo, recibimos una contundente burocracia para responder a la urgente necesidad que existe debido a la crisis sanitaria. La autoridad regional confirma que el recinto de salud rural podrá dar abasto en la crisis sanitaria, comprometiéndose a que recién en dos meses estarán disponibles ambulancias para San Pedro de Atacama (en el caso de que las gestiones se realicen de forma rápida)», indicaron.

Desde la organización también recordaron que en conjunto con las comunidades han tenido que tomar medidas para resguardar a la población por cuenta propia, como la instalación de barreras sanitarias, la compra de test rápidos, la contratación de profesionales de la salud, la entrega de ayudas sociales, la compra de insumos sanitarios, entre otras acciones.

«Nuestro llamado es un grito desesperado al poder central, ya que las autoridades regionales y locales no logran responder adecuada, coherente y directamente a las necesidades de los pueblos. Alzamos la voz por la vida y la salud. El intendente ha dicho que la Comuna de San Pedro de Atacama no necesita cuarentena, por lo que nosotros nos preguntamos, ¿si las cifras de contagiados y muertos siguen aumentando, serán las autoridades quienes se harán responsables de la pérdida de la cultura de los pueblos indígenas?», afirmaron.

«Vemos como las autoridades nos han abandonado, no se preocupan por la vida de las personas que habitan en los pueblos. Como comunidades tendremos que auto gestionarnos, tomar las medidas necesarias para nuestros comuneros. Realizaremos auto gobierno y tendremos nuestras propias normas y leyes en cada uno de los territorios», agregaron.

El comunicado concluye exigiendo cuarentena para San Pedro de Atacama y los pueblos del interior, además de la inyección de recursos para el reforzamiento de la red de salud pública, además de fortalecer los cordones sanitarios con personal adecuado, transporte de urgencia y herramientas para hacer frente a la crisis sanitaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here