Hasta ahora sólo 4 concejales de Antofagasta, de un total de 10, dieron el paso de acusar a la alcaldesa Karen Rojo por Notable Abandono de Deberes y Falta a la Probidad Administrativa, por una serie de cuestionamientos en el uso de fondos públicos. Se trata de Camilo Kong (MA), Doris Navarro (Independiente), Jonathan Velásquez (Independiente) y Luis Aguilera (RN). Los demás concejales se restaron y en general han actuado con liviandad ante graves situaciones que afectan la gestión local. Incluso, en algunos casos se han aliado abiertamente con la jefa comunal.

Uno de los episodios más recientes fue la votación de la remoción del administrador municipal, Héctor Gómez, ocasión en que sólo 6 concejales aprobaron la salida del cuestionado personero, lo que fue insuficiente, pues no se alcanzó el quórum requerido para tomar la decisión.

Sin embargo, tras los últimos episodios y antecedentes que ratifican la responsabilidad de la alcaldesa en el llamado «caso asesor», algunos concejales cambiaron de opinión y la balanza se inclina desfavorablemente para la alcaldesa de la capital regional.

Es el caso de Ignacio Pozo, quien se bajó a última hora de la Acusación por Notable Abandono de Deberes. Sin embargo, en esta oportunidad, tras conocerse la confesión del «asesor» José Miguel Izquierdo, el representante del Partido Radical afirmó que no descarta sumarse a la acusación, ya que con esta declaración la alcaldesa «se cae» y que «pruebas hay».

Por su parte, el concejal RN Félix Acori, afirmó que «si esto es así, estoy en condiciones de poder firmar el documento que presentaron los otros concejales en el TER».

Finalmente, Wilson Díaz del Partido Socialista indicó que «había que dejar que esto tuviera más pruebas y ahora las hay. Para ello hay que preparar el camino. Si hay que firmar una acusación, la firmo».

Tal parece que la alcaldesa Karen Rojo estaría quedando en minoría al interior del concejo municipal, ya que sólo estaría contando con el apoyo del concejal DC Gonzalo Dantagnan, el UDI Roberto Soto y el UDI Gonzalo Santolaya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here