En el mundo de las criptomonedas existen varios tipos de inversores según el objetivo que se busca. Algunos están enfocados en sacar beneficios a corto plazo, mientras que otros se enfocan en el largo plazo. A algunos les encanta asumir riesgos, mientras que otros prefieren ser más conservadores. Por ello podemos decir que existen:

-Holders: Estas son personas que almacenan pequeñas cantidades de criptomonedas y no planean venderlas hasta que se revalorizan tras pasar varios meses o años. Estos inversores van adquiriendo pequeñas cantidades de criptomonedas cada vez que estos caen, pues suelen ser personas que confían en dichos proyectos y esperan convertirse en ballenas de dichas criptomonedas, mejor aún, sacar grandes rentabilidades en el momento oportuno. Eso sí, los holders por lo general suelen proteger el proyecto evitando salir de este cuando más bajo está.

-Inversores individuales: Estas son personas que ponen parte de sus ahorros en criptomonedas para el crecimiento de su inversión a largo plazo. Son personas que no creen ciegamente en el proyecto, sino que solamente buscan sacar rentabilidades.

-Ballenas: Son grandes inversores y que adquieren elevados montos de criptomonedas . Algunos ejemplos serían los Winklevoss Twins o Elon Musk. Estas personas cuentan con capacidad para mover el precio e influir en el futuro del proyecto. En otras palabras, son personas que tienen voz, y conviene tomar en serio sus acciones.

-Inversores institucionales: Empresas privadas o instituciones que compran criptomonedas como inversión. Algunos ejemplos son Tesla o JP Morgan Chase. Son el equivalente a las ballenas, salvo que son una institución en lugar de una persona particular, y su fin no es defender el proyecto, sino sacar beneficios. 

-Exchanges: Los exchanges son otros de los principales propietarios de criptomonedas. Tienden a acumular grandes cantidades de riqueza, especialmente durante las recesiones. Entre los exchanges está CryptoMarket, uno de los intercambios que más recomendamos en Latinoamérica.

Ten cuenta que las ballenas, los inversores institucionales y los intercambios pueden manipular el mercado, pues tienen mucho poder. Pueden comprar de golpe grandes cantidades de criptomonedas o venderlas, afectando así el precio; sobre todo, en lo que respecta a proyectos pequeños.

También recuerda que el atesoramiento de criptomonedas se puede realizar siguiendo dos procesos principales: 

-Confianza en el proyecto: Holdear significa que tienes mucha confianza en un proyecto. Para ello sería conveniente que estudies todo el plan, conocer cada detalle de este junto con quién/es está/n por detrás. Holdear implica no tener prisas, invertir un dinero que no necesitas urgentemente y tener paciencia. Como casos de éxito tenemos la subida del bitcoins valor en 2020, o la revalorización de proyectos como Decentraland o Solala.

-Especulación: La especulación es otro tipo de inversión que busca entrar sacar beneficios a costa del FOMO ( fear of missing out). Esto significa entrar en un proyecto del que se espera mucha reacción por parte de las masas, ya sea porque pronto saldrá una noticia muy positiva,o ya sea porque se trata de un proyecto muy prometedor. En todo caso, el objetivo de la especulación es entrar y salir, nada que ver con ‘holdear’.

Independientemente del tipo de inversor que seas, nuestra recomendación es que te centres en un tipo de inversión que pueda adaptarse a tu bolsillo y tu estilo de inversión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here