La Superintendencia del Medio Ambiente formuló cargos en contra de la empresa Antofagasta Terminal Internacional (ATI), controlada por el grupo Luksic, por una serie de incumplimientos y graves problemas de contaminación en el puerto, producto del proceso de embarque de concentrados de cobre.

En un documento fechado el 9 de julio del presente, la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), tras una serie de fiscalizaciones y revisión de diversos antecedentes a petición de un grupo de ciudadanos de Antofagasta, resolvió formular cargos en contra de la empresa portuaria en cuatro aristas.

En primer lugar, la fiscalización confirmó que la limpieza que ATI informó haber realizado en enero de 2018 en los alrededores del puerto (y que fue ratificada por la Corte Suprema como una obligación) no se realizó como corresponde o no fue efectiva, puesto que los índices de contaminación medidos en el sector son similares a los detectados el año 2015.

Por otro lado, se confirmó que la empresa incumplió el límite que la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) permitía en relación a la cantidad de toneladas de embarque. Es así como durante el primer año de operación del proyecto (considerando desde junio de 2015 hasta junio de 2016), se han embarcado 439.580 toneladas de concentrado de cobre desde el Galpón RAEC, superando en 59.580 toneladas de este producto el valor de 380.000 toneladas autorizado.

Además, durante una inspección realizada el 24 de junio de 2015, se constató que el buque utilizado en la faena de embarque estaba siendo embarcado en el sitio 5 del Puerto de Antofagasta, lugar no autorizado para estos efectos.

Como si lo anterior fuera poco, otra inspección de julio de 2015 durante las faenas de embarque de concentrado de cobre procedentes desde el Galpón RAEC, constató la presencia de restos de concentrado de cobre debajo de la correa móvil que posee el chute telescópico y a un costado de la bodega del buque utilizado en la operación.

La Superintendencia de Medio Ambiente calificó como grave la falta de limpieza y la detección de los restos de concentrado en las faenas de embarque, explicando que este tipo de infracciones están sujetas a la posibilidad de revocación de la resolución de calificación ambiental, clausura o multa de hasta cinco mil unidades tributarias anuales.

Esta información fue confirmada este viernes 13 de julio por el profesor Ricardo Díaz, quien fue vocero del Movimiento ambiental «Este Polvo Te Mata» y actualmente es Consejero Regional (Core).

Díaz dio a conocer la formulación de cargos en contra de ATI mediante una transmisión de facebook live, en donde resaltó los frutos de la lucha ambiental de tantos ciudadanos y ciudadanas de Antofagasta.

«Ati no cumple. Posee un permiso ambiental y lo transgrede sin mayor preocupación Exporta más de lo autorizado y embarca por sitios no autorizados del puerto. Además, falta a la verdad. Dice que limpia, pero no hay evidencias de ello y la SMA debe revisar metales pesados y descubrir que dicha limpieza no removió nada. En febrero de este año siguen metales pesados en el suelo», señaló el Consejero Ricardo Díaz, quien actualmente preside la Comisión de Medio Ambiente.

En opinión de Díaz, lo anunciado por la Superintendencia de Medio Ambiente es fruto de la lucha social de varios años y de la persistencia en defender la salud de los antofagastinos. Además, confirma la falta de voluntad y los incumplimientos permanentes de ATI.

Lo más preocupante de esta información es que la salud de los residentes de Antofagasta, especialmente quienes viven o transitan por los alrededores del puerto, se encuentra en serio riesgo, por lo que se hace urgente tomar medidas drásticas para proteger a la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here