La diputada Marcela Hernando (PR) acusó a la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo, de ofrecer terrenos a pobladores de la región de Antofagasta a cambio de que firmen en el partido político en formación Nueva Clase de Media (NCM).

Según una investigación periodística publicada por el portal de radio Biobío, la grave denuncia, por el delito de cohecho, fue hecha por oficio ante el fiscal nacional Jorge Abbott.

La nueva tienda política tiene como presidente a Eduardo Salas, expresidente del Partido Regionalista Independiente (PRI) y esposo de Bravo, quien también fue presidenta del PRI.

La denuncia fue acompañada por audios en los que se escucha al jefe de gabinete de la subsecretaria, Mario Antonio González Rubio, hablando con pobladores de Calama y pidiéndoles mantener en reserva la reunión. En los encuentros también habrían participado otros funcionarios del Ministerio de Bienes Nacionales.

En el mismo audio se escucha a una dirigente comunal, que sería integrante de la colectividad política, solicitando a los pobladores a que se inscriban en el nuevo partido, ya que la subsecretaria Bravo tendría intensiones de presentarse como diputada por la región de Antofagasta.

González también le habría pedido como requisito para poder obtener un terreno el ser «prudentes» y no filtrar la reunión, afirmando que Bravo estaba al tanto de todo.

La radio Biobío intentó comunicarse con la subsecretaria, pero desde la unidad de comunicaciones de la jefatura de servicio de dicha cartera le informó que habría comentarios sobre el tema. También se contactó a Eduardo Salas, quien respondió que hablaría solo después de conocer la totalidad de los antecedentes.

Cabe señalar que la subsecretaria Alejandra Sepúlveda registra numerosas visitas a la región de Antofagasta en los últimos meses y en el mundo político era un secreto a voces su intención de competir en algún cargo electoral en nuestra zona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here