Crece la polémica en nuestra región tras la publicación de un artículo en el portal El Mostrador que revela las intensas gestiones del ex senador y ex ministro Pablo Longueira a favor de la empresa Santa Marta para agilizar la puesta en marcha del relleno sanitario «Chaqueta Blanca» en Antofagasta. Lo anterior, luego de que el medio revelara una serie de correos electrónicos que dan cuenta de la participación directa del Intendente Marco Díaz en una serie de gestiones a favor de la empresa.

Cabe recordar que actualmente el relleno sanitario «Chaqueta Blanca» no ha entrado en operaciones, debido a que el municipio de Antofagasta aduce incumplimientos que no han sido resueltos por el consorcio. Esto ha generado una guerra de declaraciones entre la alcaldesa y el Intendente Díaz. Incluso, las autoridades de Salud cursaron un sumario contra el municipio local por no proceder al cierre del actual vertedero ubicado en el sector de La Chimba.

El reportaje de El Mostrador reveló el contenido de varios correos electrónicos que dan cuenta de las intensas gestiones de lobby realizadas por el ex ministro Longueira (quien actualmente está a la espera de un juicio por cohecho en el caso SQM), pero también aparecen involucrados funcionarios locales.

Según la publicación, el 7 de agosto de 2018 Longueira recibió un correo del Gerente del Consorcio Santa Marta, Rodolfo Berstein, informando que se habían enviado varias cartas al Gobierno Regional de Antofagasta. El ex ministro respondió con un «ok». Dos minutos después, Berstein escribe otro mail: «Me está llamando el Intendente (Marco Díaz), debe ser por el cierre de La Chimba hoy… En espera de comunicación. Rodolfo».

Los antecedentes dan cuenta de una comunicación directa de la empresa con el Gobierno Regional y con el Intendente Marco Díaz. Estos correos y gestiones coinciden con el inicio de un despliegue comunicacional del jefe regional en el tema del relleno sanitario, en donde se involucró directamente por petición de la propia empresa y sus lobbistas.

El 10 de agosto de 2018, Berstein envía otro correo a Longueira: «Pablo, no hay caso con la DOM (Dirección de Obras Municipales de Antofagasta). Espero que con la gestión del Intendente podamos salir adelante».

Tras estos antecedentes, se confirma que el Intendente Marco Díaz se involucró directamente en el tema por gestión de Longueira. De este modo, la autoridad regional terminó «operando» para los intereses de una empresa privada que buscó -y sigue buscando- a través de diversas presiones y «gestiones» al más alto nivel, sacar adelante un proyecto que involucró millonarios recursos del estado.

Leer reportaje completo en El Mostrador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here