Las controversias en torno a la puesta en marcha del nuevo relleno sanitario de Antofagasta suman y siguen. El Informe Final N° 242/2018 de la Contraloría Regional, de fecha 7 de marzo del presente, advirtió graves irregularidades en la ejecución del proyecto por parte de la empresa Santa Marta y una falta de control y gestión por parte de distintos organismos públicos tales como la Municipalidad de Antofagasta, el Gobierno Regional y la Seremi de Salud.

La falta de cobro de multas que llegan casi a los $1.000.000.000 (mil millones de pesos), pago de partidas no ejecutadas, inicio de trabajos sin entrega de terrenos, recepciones irregulares, construcciones sin autorizaciones, otorgamiento de permisos por parte de la Seremi de Salud sin justificación, inicio de obras sin permiso de edificación, certificaciones y ensayos de calidad de los materiales insuficientes, falta de resguardo de documentos financieros en el Gobierno Regional, son solo algunas de las irregularidades detectadas.

Estas son algunas de las conclusiones del informe de Contraloría:

1.- Se constató el pago de las partidas por $799.620, $4.428.267 y $114.835.891 que no fueron totalmente ejecutadas. Sin embargo, tras nuevas validaciones realizadas en el mes de enero de 2019 se verificó su regularización a través de la liquidación del estado de pago N°5.

2.- Se comprobó que la entidad edilicia no cursó multas ascendentes a $31.663.321 y $946.733.291. El municipio tiene 15 días hábiles para cobrar las multas a la empresa. Si no lo hace, se llevará al municipio al Juzgado de Cuentas.

3.- Se verificó que la recepción de la etapa de diseño del proyecto fue autorizada sin contar con un diseño definitivo aprobado por la Dirección de Obras Municipales, ni con los permisos ambientales sectoriales mixtos de los organismos técnicos aprobados.

4.- Se advirtió que la Sociedad Concesionaria inició trabajos con una antelación de 112 días corridos, previos a la entrega del terreno, por lo que ejecutaron faenas sin supervisión y fiscalización de la municipalidad de Antofagasta. Esto originó una situación de privilegio en favor de la empresa.

5.- Se comprobó que se inició la construcción del relleno sanitario sin contar con la autorización de la Dirección General de Aguas de Antofagasta, respecto de la modificación de un cauce, incumpliendo lo establecido en los artículos 41 y 171 del Código de Aguas.

6.- Se detectó que la Secretaría Regional Ministerial de Salud de Antofagasta otorgó el permiso de funcionamiento de la primera etapa del relleno sanitario, en circunstancias que el sistema de drenaje de lixiviados no cuenta con elemento constructivos fundamentales para la evacuación de los líquidos provenientes del recinto hacia la planta de tratamiento de RILES, específicamente, la cámara captadora y la tubería de acero.

7.- Se evidenció que, entre la fecha de ingreso de la solicitud del permiso de edificación del proyecto y la data de emisión del acta de observaciones por parte de la Dirección de Obras Municipales, transcurrieron 111 días corridos, en contravención al plazo dispuesto en los artículos 118 de la ley General de Urbanismo y Construcción y 1.4.10 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.

8.- Se determinó que las obras de construcción fueron iniciadas por la empresa contratista sin contar con el permiso de edificación, el cual fue obtenido cuando las obras presentaban un 66% de avance, infringiendo los dispuesto en la normativa.

9.- Se determinó que las certificaciones y ensayos de calidad de los materiales empleados en la obra y la ejecución de algunas partidas eran insuficientes, dado que no fueron proporcionados o estos no se ajustaron a lo exigido en las condiciones que rigen el contrato.

10.- De la revisión del expediente asociado al permiso de construcción, se verificó que la Dirección de Obras Municipales no comprobó que el proyecto cumpliera con las condiciones de seguridad contra incendios.

11.- En relación con lo denunciado por el Gerente del Consorcio Santa Marta S.A., se constató que no hay irregularidades en el cobro de la multa reclamada. Sin embargo el municipio deberá corregir su cálculo, sin considerar el IVA.

Finalmente, Contraloría otorgó una serie de plazos al municipio y los distintos organismos para dar cumplimiento a correcciones y diversas medidas. Además, se iniciará un procedimiento disciplinario en contra de la municipalidad de Antofagasta y las demás entidades públicas involucradas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here