Duras críticas ha recibido la empresa sanitaria local «Aguas Antofagasta» luego del vertimiento no autorizado de aguas servidas sin tratamiento, directamente en el borde costero de la capital regional.

La emergencia comenzó durante la noche del jueves 4 de octubre, pero se desencadenó durante la madrugada de este viernes 5. Lo ocurrido provocó un derrame en plena Avenida Grecia, lo que trajo consigo cortes de suministro de agua potable que afectaron a cerca de 6 mil vecinos, además de provocar importantes tacos en las principales arterias del sector sur de la capital regional.

Según información oficial, todo se originó por una falla en la planta elevadora de Aguas Antofagasta ubicada al costado de la Avenida Grecia debido a la falla de una pieza del sistema de la planta.

Lo más lamentable fue el vertimiento de agua servida sin tratamiento directamente al mar, provocando una grave contaminación en el borde costero de Antofagasta.

Desde la Seremi de Salud le bajaron el perfil a lo ocurrido, indicando que no existe riesgo mientras las personas no se expongan directamente al gua contaminada.

Sin embargo, el director del Centro Regional de Estudios y Educación Ambiental de la Universidad de Antofagasta, Carlos Guerra, recalcó a los medios que «una descarga de este tipo de aguas servidas podría generar problemas respiratorios y digestivos».

El profesional enfatizó que el polvo, una vez se seque el agua servida, puede posarse en objetos que usamos, entrando después por la vía digestiva.

Llama la atención el silencio y la falta de liderazgo de las autoridades gubernamentales y municipales que el lunes pasado celebraban hasta las lágrimas el resultado del juicio en La Haya, afirmando que el mar es de Antofagasta. Sin embargo en esta ocasión en que el mar está siendo contaminado gravemente han brillado por su ausencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here