Según informó Radio Bío Bío en su portal, los pescadores artesanales de Mejillones presentaron este miércoles una demanda de indemnización de perjuicios en contra de la Minera Michilla S.A., perteneciente al grupo Luksic, por el episodio de vertimiento de ácido sulfúrico ocurrido en septiembre de 2017 en Puerto Michilla.

La acción judicial fue interpuesta en representación de 219 pescadores arsenales, recolectores de orilla y buzos mariscadores, quienes exigen el pago de 13.140 millones de pesos.

Tras este grave hecho la empresa admitió la situación en que se derramaron 2.400 litros de ácido sulfúrico, afirmando que un minuto después de detectado el evento, se produjo la detención inmediata de la descarga de ácido.

Sin embargo, pescadores artesanales y grupos ambientalistas cuestionan esta versión e indican que la emergencia se extendió mucho más de lo que asegura la empresa perteneciente a Antofagasta Minerals y que el daño hoy se expresa en la muerte de animales y la pérdida de importantes recursos marinos.

“Las aguas de Mejillones fueron contaminadas por la negligencia de una empresa minera que esta vez derramó un tóxica sustancia como es el ácido sulfúrico, poniendo en riesgo el ecosistema del lugar y la salud de los habitantes. Se deben exigir las medidas necesarias serias para evitar que los derrames sigan ocurriendo en nuestros mares”, indicó Mauricio Ceballos, vocero de Greenpeace.

Finalmente será la justicia la que determinará la responsabilidad de la empresa del grupo Luksic en este grave episodio de contaminación, el que lamentablemente no es excepcional, ya que los episodios de daño ambiental son recurrentes en la comuna de Mejillones y en general en nuestra región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here