Si bien la Onemi desactivó la alerta amarilla que mantenía en el interior de la región, las comunidades siguen expectantes ante la posibilidad de nuevas lluvias producto del llamado invierno altiplánico.

Las zonas más afectadas por el mal tiempo se encuentran en el Alto Loa, sector que fue visitado por la Consejera Regional Sandra Pastenes, quien conversó con Regionalista.cl para hacer un balance de la situación.

«En cuanto al alto Loa, la situación compleja está en Turi, en donde fueron impactados el canal, algunas casas y está roto el borde del camino. Se podría haber evitado o minimizado el efecto del invierno altiplánico, si se hubiese trabajado en el pretil, entre otros aspectos. Pero el pretil era muy importante. Y eso lo planteó la comunidad de Ayquina-Turi el año pasado, en febrero de 2019», indicó la representante.

Pastenes recordó que en esa oportunidad «ellos contrataron máquinas con recursos propios e hicieron un pretil provisorio para desviar aguas. La idea era que ese pretil se construyera durante el año, más consolidado, por parte de la institucionalidad pública que corresponde. Bueno, eso no pasó y aquí vemos las consecuencias».

Por otro lado, la Consejera indica que en Caspana no se registran situaciones más riesgosas, gracias a que las lluvias no fueron tan fuertes. «En Toconce tampoco, a partir de lo que me dice su presidente. Me dice que llovió, pero no lo suficiente para provocar problemas. Además, reconoce las obras que realizó vialidad y que concluyó hace poco», comentó.

«En tanto, en Chiu Chiu la gente estuvo sin agua y también en Ayquina-Turi, por la rotura de la cañería de Linzor, que tiene que ver también con el invierno altiplánico, pero no es lo mismo que provocó la inundación en Turi, como dijo el gobierno en su momento», agregó.

Falta de inversión de recursos

Sandra Pastenes recuerda que durante el verano de 2019 se realizó una visita de los Cores al Alto Loa. Tras eso, se votaron recursos extraordinarios para enfrentar la emergencia por las lluvias.

«También pedimos al Presidente de la República que declarara estado de emergencia. Luego de esto el Seremi de Gobierno nos acusó de inventar una pos verdad. Lo que dijimos es lo que vimos y lo que la gente de los pueblos nos comentó, por lo tanto no solamente nos llamó mentirosos y mentirosas a nosotras, si no que a todas las comunidades electas en cada uno de los pueblos», recordó.

Sin embargo, a pesar de la aprobación urgente -durante febrero de 2019- de 3.800 millones de pesos de emergencia, recién en el mes de noviembre empezaron las gestiones efectivas para hacer uso de los recursos.

«Y esto tiene que ver con Santiago, donde no se daba curso a la utilización de los recursos regionales. Importante también señalar es que cuestiones que nosotros decidimos acá con nuestros recursos, tienen que ir a Santiago. Sobre todo cuando se trata de una emergencia esto es impresentable. Urge la descentralización y desconcentración en la toma de decisiones», indicó Pastenes.

«Pero recién en noviembre se hicieron efectivos los recursos, a pesar de las gestiones de autoridades regionales que viajaron a Santiago varias veces. Sumado a este numerito que se manda Santiago, está la traba que pone el jurídico en la región, lo que también entrampa la situación. Bueno, hay que dejar claro que los recursos que nosotros votamos en febrero de 2019, aún no se invierten en su totalidad. Y eran para emergencia», concluyó la Consejera.

Cabe señalar que de los recursos aprobados por el Core durante la emergencia de 2019, en la definición de la utilización de estos ninguno estaba vinculado a Turi, pues todo lo que no se contemplaba con los recursos de emergencia lo asumían los respectivos sectores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here