Durante los últimos días el Gobierno Regional intentó la aprobación del presupuesto para la compra de vehículos para Carabineros. Esto debía aprobarse este viernes en el pleno del Consejo Regional.

Sin embargo, minutos antes de que comenzara la sesión 666 del Core, este punto fue retirado por parte de la autoridad, evitándose la entrega de cerca de 3 mil millones de pesos a la cuestionada institución uniformada.

“Proyecto de adquisición vehículos tácticos para la 2da región”

Según una presentación a la cual tuvo acceso Regionalista, Carabineros, representado por el General de zona Rodrigo Medina, intentó justificar la entrega de estos recursos, detallando la labor de las unidades de Control del Orden Público, quienes, tras un cambio de nombre durante el año 2019, dejaron de denominarse como “Fuerzas Especiales”.

El documento también desglosa los objetivos de esta unidad, primando el “controlar, neutralizar y restablecer las alteraciones del orden público”. Luego específica algunos servicios que se realizarían junto a bomberos en “sectores conflictivos y de difícil acceso”, siguiendo con la ayuda prestada para el control y fiscalización durante la pandemia, finalizando con la asistencia a caletas para el traslado de agua potable a estos sectores.

La presentación concluye con algunas fotografías de la labor de Carabineros en incendios, fiscalización y trasladado de agua potable. Sin embargo, llama la atención que, pese a que según el mismo documento el primer objetivo sería el neutralizar y restablecer el orden público, no existe apoyo visual sobre estas acciones, a diferencia de las referencias anteriormente nombradas. Aunque no existe un detalle en específico en el documento al cual tuvimos acceso, trascendió que la adquisición sería de carros lanza agua (popularmente llamados “guanacos”) y otros vehículos tácticos.

El Consejero Regional Ricardo Díaz se mostró contrario a esta propuesta, planteando que  “el proyecto de seguridad debe ser financiado por el Ministerio del Interior, si ellos quieren armar a Carabineros deben hacerlo con recursos del nivel central. En segundo lugar, el sentido del FNDR es hacer una inversión en la región, permitiendo que mejore la calidad de vida para las personas, construyendo hospitales, plazoletas, áreas verdes y este proyecto no apunta a esto, es simplemente un gasto sin pensar en la región”.

Baja inversión del presupuesto regional

Para Ricardo Díaz, esta situación tendría directa relación con la pésima gestión del actual intendente Edgar Blanco (RN) y que se vendría arrastrando desde el mandato de su antecesor y hoy candidato a Gobernador, Marco Antonio Diaz (RN).

“La ejecución del Intendente sobre el actual presupuesto ha sido muy baja, no tiene muchos proyectos y se ha dedicado últimamente a hacer transferencias a distintos servicios. Lo que suelen hacer es realizar compras de insumos menores para poder gastar el dinero”, explicó Díaz.

El detalle del gasto presupuestario es bastante crítico, ya que hasta el mes de agosto y a cuatro meses de que termine el año, solo se ha gastado un 53.10% del total del dinero solicitado.

En cuanto a los sectores de inversión y su avance en gastos, destacan comunicaciones con un 98.78%, social con 69.75%, vivienda y desarrollo urbano con un 69.03%. En cuanto a las áreas con menor inversión se encuentran turismo con un 15.81%, energía con un 16.94% y multisectorial con 21.48%. Por otra parte, sectores fundamentales para el desarrollo social como educación, cultura y patrimonio presentan un 56.27% de avance, deportes un 35.93% y salud un 56.16%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here