Cumpliendo con su propósito de expandirse a más nichos, además del mercado de restaurantes, la empresa de entregas a domicilio PedidosYa ha comenzado a incorporar otros servicios, como la entrega de supermercados, farmacias, botillerías, y ahora también tiendas que ofrecen productos y alimentos para mascotas.

Esto constituye un giro importante para la empresa, dado que Chile es uno de los países con mayor mercado en este sector, calculándose que los dueños de mascotas chilenos gastan anualmente hasta USD$ 800 millones en el cuidado de sus animales, lo que hace que el país encabece el gasto en mascotas en toda América Latina. Es natural, puesto que el 64% de las familias chilenas tiene al menos una mascota, existiendo una clara predilección hacia los perros, pero incluyendo también gatos, peces, pájaros, conejos y otras mascotas con menos preferencia.

Estas cifras dejan claro que la mayoría de los chilenos consideran a su mascota parte de su familia, y por ende la inversión en su cuidado es parte importante del presupuesto familiar. Por ende, contar con la posibilidad de recibir los productos necesarios para el cuidado de las mascotas directamente en el domicilio familiar no solo ahorra tiempo y dinero, sino el esfuerzo de movilizar productos que en ocasiones pueden ser grandes y pesados, como el alimento o la arena. Esto beneficia tanto a las mascotas, que pueden estar seguras de que sus necesidades estarán cubiertas en cualquier circunstancia, como a sus dueños, en especial a quienes por razones temporales o permanentes tienen problemas para movilizarse, como las personas enfermas, embarazadas, de edad avanzada o quienes viven con alguna discapacidad.

Entre las empresas que han decidido formar esta alianza con PedidosYa se encuentra Pet Happy, una popular tienda para mascotas que no solo puede hacer entrega a domicilio del alimento de tu perro o de tu gato, sino de productos como cepillos, cortauñas, snacks, bandejas sanitarias e incluso medicinas en caso de necesitarlas.

Para los chilenos, más que un gasto, el dinero empleado en sus mascotas es una inversión en el bienestar del regalón y en el de toda la familia: se ha comprobado que cuidar de un animal tiene una influencia directa en mejorar la salud psicológica, física y mental de la persona, reduciendo los riesgos de sufrir de enfermedades cardiovasculares, mejorando el estrés, la autoestima y ayudando a manejar la depresión, además de contribuir a la recuperación de cirugías y enfermedades en general. Queda claro que, sin que sea ningún eufemismo o metáfora, el bienestar de la mascota es el bienestar de la familia entera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here