Hoy se cumplen 25 días sin Gobernador en la Provincia de Antofagasta y la telenovela en que se han transformado los nombramientos parece no tener fin. A esto se suman los cerca de 25 cargos que se encuentran sin un titular a cargo, debido a la demora en las designaciones por parte del Intendente Marco Díaz y el Gobierno Central.

Cabe recordar que el pasado 13 de abril, Luis Garrido (UDI) oficializó su renuncia al cargo de Gobernador de Antofagasta, en medio de duras acusaciones de funcionarias de la gobernación que denunciaron maltrato y acoso laboral por parte del personero, además de apuntar al Asesor Jurídico de esa repartición, Carloz González.

Desde ese día, la entidad está a cargo de Francisco Salazar, actual Seremi de Gobierno, quien no ha sido bien evaluado en su desempeño. La Gobernación cumple un rol clave en materia de Migración y también en relación a la Seguridad Pública, ambos tópicos que han estado en la palestra en el último tiempo y que no cuentan con una autoridad titular para que se haga cargo de atenderlos.

Cabe señalar que el proceso de regularización migratoria no ha estado exento de polémica, debido a la descoordinación y desinformación denunciada por las organizaciones migrantes y promigrantes de la capital regional.

La falta de nombramiento de un titular en la Gobernación de Antofagasta se debería a la pugna interna en el conglomerado de gobierno Chile Vamos, principalmente en la UDI, que ha exigido mantener el cupo para su colectividad, pero también con fracturas en el propio partido, en donde hay opiniones dividas y una verdadera crisis.

Y tal parece que el Gobierno Regional insistirá en la misma fórmula que despertó críticas al inicio de la administración de Piñera en la región de Antofagasta, a la hora de designar los cargos en las diferentes reparticiones públicas, pues el mismo Intendente Marco Díaz confirmó que una de las candidatas más seguras para ocupar el cargo de Gobernadora sería la actual Consejera Regional Khaterine López (UDI).

De ser confirmada esta información, se volvería a repetir el mismo procedimiento: López debe renunciar a su cargo, la renuncia debe ser aceptada y recién en ese caso podría asumir el nuevo cargo.

Cabe mencionar que la alianza de gobierno, Chile Vamos, no cuenta con mayoría en el pleno del Core, por lo que la renuncia de la personera podría ser rechazada, generando un nuevo conflicto para el gobierno.

Sumado a lo anterior, actualmente existen cerca de 25 servicios o reparticiones de Gobierno sin titulares en sus cargos, debido a la demora en sus designaciones por parte del Intendente.

Se trata de la Dirección Regional del Trabajo, Injuv, Corfo, IND, Fonasa, Prochile, Senama, INE, Fosis, Indap, Sernageomin, Servicio de Salud, Serviu y cinco direcciones dependientes del Ministerio de Obras Públicas.

El caso más grave es el del Sename, en donde hasta la fecha no ha sido designado un Director o Directora, a pesar de que el Gobierno ha insistido en que «los niños están primero» y en momentos en que han salido a la luz graves casos de abusos y vulneración de menores.

Por otra parte, el caso de la Superintendencia de Educación se encuentra en medio de un litigio, tras la remoción de su Director titular, Víctor Alvarado, quien había llegado al cargo por concurso de Alta Dirección Pública. Alvarado presentó un recurso de protección.

Ante este escenario, crecen las críticas hacia el Intendente Marco Díaz, quien se encuentra atrapado entre las órdenes que recibe de Santiago y las instrucciones que le da la Diputada Paulina Núñez (RN), sin que hasta la fecha haya podido demostrar que tiene un discurso y liderazgo propio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here