Finalizada la COP25 realizada en Madrid, pero presidida por el Gobierno chileno, las críticas han surgido desde distintas organizaciones ambientales. Lo anterior, ya que la cita debió extenderse más de lo común debido a la imposibilidad de los países para zanjar acuerdos, siendo calificada como un fracaso.

Una muestra clara fue el artículo 6, respecto al intento de regular el mercado de carbono para así, incentivar la implementación de acciones por parte del sector privado, situación en la que finalmente no hubo acuerdo.

Las críticas apuntaron especialmente a la presidencia del Gobierno de Chile y su poca capacidad para liderar una cita de este tamaño, donde incluso el borrador presentado por la ministra de Medio Ambiente, Carolina Smith, fue rechazado y calificado como “decepcionante”.

En la región, fueron varias las voces que se manifestaron una vez concluida la polémica cita, asegurando que desde el Gobierno no existe un verdadero compromiso con la protección del medio ambiente.

Críticas

Mery Rojas, vocera del movimiento Fridays For Future en Antofagasta, aseguró que, de lo visto, se puede entender que no existe intención de respetar el Acuerdo De París, ya que no existe voluntad para disminuir las emisiones de CO2, reduciendo la cita a una convención política utilizada para figurar.

Además, asegura que la imagen del país queda manchada debido a que, por una parte, la ministra Carolina Smith no tiene las competencias necesarias para el cargo, y por otro lado, el Gobierno tiene su mirada centrada en el estallido social y no en la COP25.

“Lo principal es analizar cómo podemos participar en esta nueva Constitución poniendo como pilar fundamental el medio ambiente, el desarrollo sustentable. Además, si queremos ser parte de la asamblea constituyente tenemos que saber qué es lo que quiere la gente, hacer cabildos medioambientales, socioambientales, tenemos que seguir marchando. Cada día tenemos más fuerza”, finaliza.

Para Víctor Silva, vocero de la agrupación No más quemas, se trató de una oportunidad perdida tanto para Chile como también para poner verdadero énfasis sobre los problemas globales que se viven por la emergencia climática.

“Yo creo que el Gobierno tuvo que haber adoptado una estrategia más de Estado que de Gobierno frente a esta materia. Entonces es ahí donde pudo haber una debilidad en los acuerdos que se debieron haber alcanzado. Además, la presidencia de la COP siempre es bien estratégica. En ese sentido hubo una situación compleja que no se abordó de buena manera”, manifestó.

Por otra parte, para el Consejero Regional y presidente de la comisión de Salud y Medio Ambiente, Ricardo Díaz, la presidencia liderada por Chile cedió a las presiones de los lobbistas, sin establecer una agenda clara de protección del planeta. Además, asegura que Chile quedó en vergüenza y desacreditado ante la comunidad internacional.

“El Gobierno tiene un discurso donde apunta siempre a la sustentabilidad, y ese discurso, en el fondo, lo que implica es tratar de producir contaminando lo menos posible, pero a fin de cuenta es contaminar. Lo que falta aquí es un real compromiso con el medio ambiente. Mientras la derecha no tenga esa mirada va a ser muy difícil que se ejecuten acciones reales”, explicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here