Maritza Malebrán, directora de Desierto Azul: «Hemos recolectado 200 mil colillas de cigarro en playas de Antofagasta»

En 2016 nace Desierto Azul, Organización No Gubernamental de medio ambiente conformada en Antofagasta por ecólogos marinos, y dedicada a la educación ambiental para la conservación del borde costero y la fauna en la ciudad.

“Nuestro objetivo principal es promover la conservación marina a través de la educación ambiental y la investigación, sensibilizando y concientizando a la comunidad en forma activa y directa, con el fin de cuidar, conservar y recuperar los ecosistemas marinos de Chile”, señaló Maritza Malebrán, directora de la ONG.

Malebrán comentó a Regionalista.cl el trabajo que ha realizado la organización en la capital regional y el impacto que tienen las colillas de cigarro en las costas de la cuidad.

¿Podría contarnos el trabajo que realizan en la comunidad de Antofagasta y la importancia que tiene para el cuidado del medio ambiente?

Realizamos diferentes actividades, como por ejemplo charlas y talleres de educación ambiental, sobre basura marina, fauna marina, reciclaje, y huertos verticales. Involucramos a los más pequeños con juegos didácticos, como cadena trófica del ecosistema, corriente de Humboldt y conservación de tortugas marinas, entre otros. También exposiciones fotográficas abiertas a toda la comunidad.

En el último año nos hemos enfocado en la gran problemática que tiene Antofagasta al tener las playas más sucias de todo Chile. Según un estudio realizado por los científicos de la basura de la Universidad Católica del Norte, Campus Coquimbo, se concluyó que el mayor residuo encontrado en nuestras playas y en todo Chile fueron las colillas de cigarro. Desde ahí nuestra idea en el reciclaje de colillas y de concientizar a la comunidad de este grave problema.

¿Cómo ha sido el trabajo de la ONG en tiempos de Covid-19?

Ha sido complicado, ya que teníamos programadas charlas y otras actividades que no pudimos realizar. Estamos tratando de llegar a la mayor cantidad de personas a través de las redes sociales, con pequeñas cápsulas para crear conciencia y que las personas aprendan que las colillas ya no son basura, son un residuo que podemos reciclar, transformándolo en un producto de larga duración.

Por otro lado, nos ha afectado en la recolección de colillas y mantenimiento de ceniceros del borde costero.

¿Qué impacto tienen las colillas en el medio ambiente y cuál es la importancia de su reciclaje?

Las colillas de cigarro son un residuo de alta toxicidad para el ambiente, pues además de contener más de 7.000 compuestos químicos tóxicos, están hechas de acetato de celulosa, un material plástico no biodegradable. Una sola colilla puede llegar a contaminar entre 8 a 10 litros de agua de mar y hasta 50 litros de agua dulce, llegando a afectar a mucha fauna asociada.

Hasta el momento hemos recolectado 60 kilos de colillas de cigarro, cerca de 200 mil colillas. Esto equivale a 1.600.000 litros de agua de mar sin contaminar y 45 kilos de plástico recuperado.

¿Cuál es la situación que han visto en las costas de Antofagasta?

Las playas más contaminadas que hemos podido presenciar con colillas de cigarro corresponden a la playa que está abajo del Caliche y la playa que está al lado de playa las Petroleras, donde hay un gran flujo de personas que van a carretear. Sin embargo, la más sucia con distintos tipos de materiales es playa Rinconada. Esto es un grave problema, ya que el impacto que tienen los residuos en la fauna marina y en los seres humanos, se da de forma directa e indirecta.

Con las medidas decretadas por la autoridad sanitaria, la afluencia de personas en las costas se ha visto disminuida. ¿Se refleja esto en la cantidad de colillas que han recogido a diario?

Sí, ha disminuido de forma considerable, pero estamos realizando constantes llamados para que sigan juntando las colillas en sus casas para ser recicladas. Entre enero a abril se han recolectado 75.900 colillas aproximadamente.

Respecto a la implementación de ceniceros y contenedores en la costa de Antofagasta, ¿se ha notado un cambio a nivel social y cultural en los antofagastinos?

Sí, ha existido un cambio importante en la conciencia de las personas, vemos que los ceniceros se están utilizando, algunas personas salen a pasear y llevan una botella para recolectar colillas que encuentran en el suelo. Nos escriben mucho por redes sociales, preguntando cómo hacer llegar las colillas que juntan en casa. Pero, aun así, es necesario llegar a más personas, para que dejen de normalizar que las colillas van al suelo y que hagan un buen uso de los contenedores y nos ayuden a cuidarlos, ya que este es un bien para toda la comunidad de Antofagasta.

Recomendaciones para reciclar y reducir las colillas de cigarro desde casa:

Desde la ONG Desierto Azul, Maritza Malebrán hizo un llamado a la comunidad para que puedan juntar y guardar las colillas de cigarro que generan en sus hogares, ya sea en botellas de plástico (limpias y secas) o en bolsas herméticas hasta que pase todo el acontecer nacional y sea seguro salir de casa.

“También aprovechamos de invitar a todas las empresas a que nos apoyen con esta iniciativa, con el costo del reciclaje que es de 0.84 UF por kilo reciclado aproximado”, concluyó la directora de la ONG.

Related Post