Hermosinia Gómez es una tocopillana de 73 años, funcionaria de la salud por más de 30 años y nunca se había realizado una mamografía. “Hace un año recibí el diagnóstico de cáncer en mis senos. Fue una noticia muy triste y devastadora para mi… y lamento no haberme hecho una mamografía antes, de hecho, el año pasado con el diagnóstico fue cuando me hice la primera revisión en toda mi vida”, relató.
El testimonio de Hermosinia Gómez es uno de los miles de casos que anualmente se registran en los centros de salud del país. Ante esto, desde el Hospital Regional de Antofagasta, el cirujano oncólogo William Constante Soria, explica que el cáncer de mamas es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en nuestra región y en el mundo entero. “Esta es una enfermedad física, sicológica y socialmente grave. Es un tipo de cáncer que no discrimina por edad ni condición social, de hecho, cada vez vemos con más frecuencia a mujeres jóvenes desarrollando cáncer de mamas”, advirtió.
El especialista señala que, tanto en el cáncer mamario como en otros tipos de cáncer, la detección temprana o precoz representa una alta probabilidad de vencer la enfermedad y lograr una recuperación en las pacientes. “Normalmente la recomendación es que a partir de los 40 o 45 años, todas las mujeres se realicen los estudios preventivos que consisten en mamografías y ecos mamarios. Incluso, si hay antecedentes familiares de cáncer de mamas en sus familias, las mujeres deberían realizarse los exámenes a partir de los 30 años o antes. Estos exámenes deben forma parte de sus controles anuales sin excepción”, indicó.
Constante Soria acota que existe la percepción de que si no hay dolor, las personas no acuden a los chequeos médicos y esto es un grave error. “Respecto del manejo de cáncer de mamas, el dolor muchas veces no se manifiesta ya que por lo general el cáncer no duele sino hasta que está muy avanzado. Pero si no hay dolor no significa que no exista la enfermedad, por eso es importante el autoexamen, tocarse las mamas, tratar de determinar si hay bultos o nudos extraños, y si los siente en el autoexamen, acudir de inmediato al centro de salud para hacerse los exámenes”, explicó.
En el Hospital Regional de Antofagasta actualmente cuentan con toda la infraestructura y equipamientos necesarios para entregar atención de óptima calidad, similar a los mejores centros de Santiago y del resto del mundo. “Contamos con cirugías de alto nivel, quimioterapias, radioterapias y otros tipos de tratamientos de alto estándar en nuestra institución. La gente ya no necesita irse a Santiago para cumplir son sus tratamientos”, expresó el cirujano oncólogo William Constante Soria.
Este diciembre, cuando mundialmente se conmemora el mes del cáncer, desde el principal centro de salud de la macrozona norte del país, recuerdan que existen diversas condiciones que podrían considerarse como riesgosos para desarrollar cáncer de mamas, entre los cuales destacan la obesidad, tabaquismo y sedentarismo. “En el caso de los factores hereditarios, representa menos del 10%, pero de igual forma es un factor para considerar”, sentenció Constante Soria.
Finalmente, la paciente Hermosinia Gómez recomendó a todas las mujeres estar atentas con su salud: “Háganse los exámenes, hagan sus controles, no tengan vergüenza, no sean como yo que nunca me hice estos exámenes. El autocuidado y la prevención pueden salvar vidas”, indicó, mientras espera los resultados de una nueva biopsia tras la cirugía mamaria, lo que le permitirá continuar con tratamiento complementario que podría ser quimioterapia o radioterapia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here