En tiempos de pandemia y ante la crisis social que esta emergencia sanitaria ha provocado, han surgido una serie de iniciativas solidarias para apoyar a quienes más lo necesitan. Es el caso de la Escuela D-73 República de Estados Unidos de Antofagasta, establecimiento que cuenta con altos índices de vulnerabilidad entre sus alumnos (cerca de un 80%).

Esta situación motivó a los funcionarios del establecimiento a organizar una campaña para entregar canastas de alimentos a algunas de las familias de la escuela, debido a que muchas personas han quedado sin sus fuentes laborales, lo que se suma a la angustia que genera la cuarentena.

«Nos cuestionamos cómo podíamos exigir cumplimientos académicos si lo básico, la comida en la mesa, estaba faltando. De ahí nace la iniciativa de realizar cajones familiares. La primera campaña contó con el apoyo de privados, quienes fueron extremadamente generosos y nos permitieron ayudar. La segunda campaña contó con todos los trabajadores del área educativa, los que concretaron su apoyo con nuestros niños y niñas», cuenta Karen Goncalvez, psicóloga del equipo psicosocial de la escuela D-73 República de E.E.U.U. de Antofagasta.

«Como escuela tenemos un proyecto educativo que no solo vela por la calidad en la educación de los estudiantes, sino también por la educación integral. Tenemos un origen y lineamiento humanista. Por eso no podemos quedar ajenos a la hora de ayudar a otras familias que se encuentran en estado crítico», explica la Directora del establecimiento, Diana Moreno.

Esta notable iniciativa solidaria, canalizada a través del departamento psicosocial y el PIE, consiste en la entrega de cajones familiares y útiles de aseo en las casas de cada una de las familias, con todos los resguardos sanitarios ante la actual contingencia. También está pendiente la caravana del amor en la que entregarán útiles escolares y alimentos para estudiantes de Integración Escolar.

«Estamos preparando una campaña solidaria con la pastoral para recurrir a nuestros apoderados, para que puedan colaborar. Se ha llegado a bastantes familias, pero hay muchos que aún están a la espera de recibir algún tipo de ayuda comunitaria. Eso nos insta como institución a cubrir todas las necesidades básicas que puedan tener las familias de nuestros estudiantes», agregó la Directora.

Entendiendo que en el corto y mediano plazo la crisis se va a mantener y considerando que no siempre se puede recurrir a los mismos canales de ayuda, desde el establecimiento hacen un llamado a las personas de buen corazón y empresas a sumarse a esta iniciativa, colaborando con alimentos y/o útiles de aseo. Para concretar este apoyo se pueden contactar al mail: [email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here