Este viernes 6 de marzo, ad portas de una nueva conmemoración del 8M, el Gremio Audiovisual de Antofagasta reiteró sus críticas a la gestión de la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de la región de Antofagasta, Gloria Valdés, asegurando que hay un «nulo compromiso con los y las camarógrafas, fotógrafos/as y periodistas que han sufrido represión, amedrentamiento, violencia física y psicológica y daños a sus equipos en el marco de sus labores profesionales desde el inicio del estallido social en Chile, el pasado 19 de octubre».

Luego de realizar múltiples acciones en el marco de la normativa vigente, exigiendo respuestas por parte de la autoridad, para que asuma el compromiso y la responsabilidad de contribuir a garantizar la protección de la integridad física y psicológica de los profesionales audiovisuales que se desempeñan para diversos medios nacionales e internacionales, sin obtener ninguna respuesta concreta, los agremiados decidieron hacer
público su malestar y críticas a la autoridad.

“El Gremio Audiovisual de Antofagasta responsabiliza a las autoridades regionales por cualquier agresión y detención injustificada, mutilación, lesiones, amedrentamiento y persecución que sufran las y los audiovisualistas o parte de su directiva. No dialogaremos con las autoridades regionales mientras no haya un compromiso concreto y público con la justicia por todas las violaciones a los Derechos Humanos del Terrorismo de Estado”, señala la vocería del Gremio Audiovisual de Antofagasta.

El pasado 13 de diciembre el Gremio Audiovisual de Antofagasta hizo entrega de una declaración pública a la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, en donde se le emplazó a velar por la integridad de las y los audiovisuales que se encuentran registrando el movimiento social a partir del 19 de octubre del año 2019 y quienes han sido víctimas de la represión y del actuar abusivo de Carabineros.

Ante este emplazamiento, la Seremi Gloria Valdés citó a la directiva de la organización con el objetivo de cumplir con lo que se le solicitaba en dicha declaración y saber el nombre de las y los cámaras violentados, información que el gremio se negó a entregar sin el consentimiento de las personas involucradas.

Es así que el gremio le sugirió coordinar una reunión con el General en Zona de Carabineros, Rodrigo Medina, que venía recién asumiendo sus funciones en ese entonces, para exigir que la policía uniformada cumpla con sus propios protocolos relacionados con prensa y que respete la Libertad de Prensa y la Libertad de Expresión.

Desde el gremio afirman que esta sugerencia fue aceptada por la autoridad regional en presencia del periodista institucional, Marcos Celedón, comprometiéndose a gestionar la reunión, sin asegurar la presencia de los asociados en este encuentro, pero indicándoles que serían informados de cualquier acción que se realizara.

«Hasta el momento, a pesar de seguir todas las vías institucionales establecidas y respetar los protocolos exigidos por la autoridad, el gremio no ha recibido respuesta por parte de la autoridad ni tampoco el apoyo que se requiere para generar todas las instancias de protección que los/as profesionales audiovisuales requieren para desempeñar sus funciones en las calles», denunciaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here