La semana pasada, luego de conocer en una primera instancia la negativa por parte del juez de dar prisión preventiva a Martín Pradenas, imputado por violación y abuso sexual hacia la joven Antonia Barra y otras cinco mujeres, las fotos de perfil de Instagram cambiaron al color morado, exigiendo prisión preventiva para el acusado.

Esta fue la imagen que muchas personas, principalmente mujeres, pusieron como foto de perfil o subieron a sus redes sociales en símbolo de apoyo y petición de justicia para Antonia Barra.

Carla Tito Ugarte, Directora Regional de la Asociación de Abogadas Feministas (Abofem), explicó que lo que se vio en el análisis de la defensa de Martín Pradenas «es que hay un constante cuestionamiento hacia las víctimas producto de hechos de su vida personal, tanto si tienen una vida sexual activa, si salen, como si ingieren alcohol, entendiendo que posiblemente esto pudiera configurar una especie de consentimiento anticipado, que específicamente la corte de apelaciones lo aclaró e indicó que la ebriedad de ninguna forma puede ser interpretada como consentimiento anticipado».

Estos y otros hechos que sucedieron en la audiencia, provocaron el descontento por parte de muchas mujeres, que se unieron y a modo de lucha decidieron crear una cadena y reenviarla a la mayor cantidad de personas, exigiendo justicia por Antonia Barra.

Camila Catillo, partidaria de cambiar su foto por el símbolo morado, indicó que una de las cosas que la motivó a sumarse «fue la necesidad de manifestar la impotencia al ver cómo se ve tanta injusticia y uno desde su casa no puede hacer nada, por eso hacerlo viral mediante una red social y mostrar el descontento».

Alejandra Jofré, también partidaria de esta campaña por redes sociales, afirmó que su inspiración fue «el querer decir ‘yo quiero que se haga algo, yo quiero justicia’. Quizás que todos cambiemos la foto no va a cambiar nada, pero sí va a demostrar la gran cantidad de gente que está pendiente, que está siguiendo el caso, que está al tanto para que se haga justicia y no queden más impunes casos como estos».

Actualmente Martín Pradenas está en prisión preventiva en Valdivia y deberá permanecer en la cárcel durante 120 días, plazo establecido para la investigación de este caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here