Según informa CNN Chile, desde Carabineros y el Ministerio del Interior ya se encuentran afinando la estrategia para enfrentar el mes de marzo, en que se espera que resurjan las protestas masivas y distintos tipos de manifestaciones con el retorno a clases.

En ese contexto, una publicación de La Tercera señala que un diagnóstico al interior de la policía arrojó que su actual flota de vehículos blindados «no está en condiciones de enfrentar el escenario que se prevé», por lo que buscan adquirir 34 vehículos nuevos, lo que significa un reforzamiento de la capacidad represiva de la policía uniformada.

Según el mismo medio, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, explicó que «parte del proceso de modernización de las policías y la permanente actualización del uso de la fuerza en el control del orden público es dotar a Carabineros de las herramientas idóneas para garantizar este objetivo».

«Es en esa línea que se está trabajando en la renovación de equipamiento para reemplazar aquellos que han quedado en desuso y modernizándolo para garantizar efectividad», agregó.

Por su parte, desde Carabineros señalaron que la compra de los carros no será fácil debido a los plazos con que trabajan las empresas que fabrican estos vehículos.

Cabe señalar que en la región de Antofagasta hay presencia permanente de Fuerzas Especiales en la capital regional y en Calama, donde cuentan con guanacos y zorrillos. En tanto, en Tocopilla se instaló un equipo de efectivos policiales de este grupo, pero no cuentan con carros blindados.

Asimismo, en Antofagasta tanto el zorrillo como el guanaco han resultado con desperfectos mecánicos en algunas ocasiones, siendo reparados en talleres mecánicos de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here