Columna: Reflexión por el día nacional de la visibilidad lésbica y bisexual

Por Redacción Jul 10, 2019
Por Coordinadora de Organizaciones por la Diversidad Sexual de Antofagasta
Este 9 de julio, como coordinadora de Organizaciones por la Diversidad sexual de Antofagasta conmemoramos, mediante el presente comunicado, el “Día Nacional de la Visibilidad Lésbica y Bisexual en Chile”. El 9 de julio se estableció debido a la creación de la primera organización lésbica feminista en 1984, llamada “Ayuquelén”, palabra mapudungun que significa “sentirse bien”.
Este colectivo se originó debido al crimen de la artista y escultora lésbica Mónica Briones Puccio, el cual fue documentado como uno de los primeros crímenes de lesboodio en Chile.
Hoy rescatamos la memoria, la reivindicación, la lucha y resistencia frente a la invisibilización histórica que aún viven las mujeres lesbianas en el ámbito personal, social, cultural y político en Chile. Es un llamado de atención frente a la marginación política e institucional, evidenciada en el trato de los servicios de salud, en la casi nula incorporación de planes de intervención para lidiar con la violencia intragenero, en la constante cosificación y explotación de las relaciones lésbicas por parte de personas heterosexuales como objeto de morbo y placer ajeno, en la discriminación por la expresión de género hacia las llamadas “camionas”.
Solo en el 2018 se registraron alrededor de 40 casos de agresiones a chicas lesbianas o trans, conforme al estudio realizado por la agrupación Rompiendo el Silencio. También se reveló que el 53% de las chicas señalaron haber vivido un episodio de violencia en pareja y eso nos habla de que también es una realidad oculta la violencia entre género.
Por otra parte, tenemos aquellas que no se han realizado el PAP, el examen para la detección del cáncer uterino, y eso pasa precisamente porque no hay personal capacitado en el área de salud, pero también porque las chicas se ven expuestas a un escenario que extiende la discriminación.
No hay que olvidar los casos de mujeres lesbianas asesinadas por crímenes de odio, como Nicole Saavedra, joven de 23 años cuyo caso lleva años sin responsables, así como el homicidio de María Pía Castro, quien en 2008 fue asesinada con un fuerte golpe en su cráneo y luego su cuerpo calcinado. O el ataque ocurrido el presente año a Carolina Torres, porque aunque no sean personas que conociéramos directamente, son casos que nos hieren a todas y todos profundamente, porque todas y todos vemos la injusticia de un país que no toma las medidas necesarias y nos recuerda estamos expuestas/os a ser las próxima víctima de estos crimines por nuestra orientación sexual. Pueden ser nuestras amigas, hijas, hermanas, nuestra novia o conocidas.
También se recuerda a Marielle Franco, asesinada el 13 de marzo del año pasado. Lesbiana, feminista, hija de la favela, socióloga, concejala brasileña y activista de los derechos humanos, especialmente de las mujeres negras en Brasil, quién había denunciado a policías por abusos de autoridad.
Destacamos en nuestra lucha la situación en el mundo, donde aún existen 72 países en los que están penalizadas las relaciones homosexuales y porque avanza el retroceso en derechos a la comunidad LGBTTTIQ+ en Brasil, en EEUU, Bermudas, Indonesia y vemos con preocupación que, en el actual contexto, no nos podemos permitir bajar los brazos tampoco en Chile.
Este día no se conmemora como una fecha de celebración, si no como el recordatorio para visibilizar a las lesbianas y bisexuales de Chile, y recordarnos que esta lucha continúa y que el Estado debe hacerse cargo de esta deuda histórica de doble discriminación, primero por ser mujeres cis o transgénero y segundo por nuestra orientación sexual.

Related Post