Advierten por lluvias, tormentas eléctricas y posibles deslizamientos en interior de la región de Antofagasta

Por Redacción Ene 28, 2019
Imagen de archivo

La Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) informó que de acuerdo con la información proporcionada por la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), mediante su Alerta Meteorológica CNA AA11/2019, se prevén precipitaciones moderadas a fuertes en la precordillera de la Región de Antofagasta, los días lunes 28 y martes 29 de enero, las que se concentrarán en un periodo de 12 horas, durante la tarde, noche y madrugada.

Asimismo, se mantiene vigente el Aviso Meteorológico CNA A12-2/2019, que indica que hasta el jueves 31 de enero se mantiene la probabilidad de desarrollo de tormentas eléctricas, en precordillera y cordillera de la Región de Antofagasta, esperando además precipitaciones de intensidad normal a moderada en los mismos sectores.

En base a estos antecedentes, SERNAGEOMIN, por medio de su Minuta Técnica por peligro de remociones en masa, indica que en la Región de Antofagasta existe la posibilidad de ocurrencia de aluviones y derrumbes para los días lunes 28 y martes 29 de enero, considerado una probabilidad baja en costa y depresión intermedia y alta a muy alta en precordillera y cordillera de la región.

En consideración a estos antecedentes, que suponen un aumento del riesgo asociado a estas variables meteorológicas, y en conformidad a los temas tratados y acuerdos establecidos en la Mesa Técnica realizada el día de hoy, la Intendencia de la Región de Antofagasta, en base a la información técnica proporcionada por la Dirección Meteorológica de Chile y SERNAGEOMIN, y en coordinación con la Dirección Regional de ONEMI Antofagasta actualiza la Alerta Amarilla para la Provincia de El Loa y la comuna de Antofagasta, por evento meteorológico, vigente desde hoy y hasta que las variables meteorológicas así lo ameriten.

Ante estos datos, Onemi actualizó su Alerta Amarilla, motivo por el cual se alistarán escalonadamente los recursos necesarios para intervenir de acuerdo a la evolución del evento, con el objeto de evitar que éste crezca en extensión y severidad, minimizando los efectos negativos en las personas, sus bienes y el medio ambiente.

Related Post