Foto: elperiodico.com.gt

Chile vive un momento histórico con masivas movilizaciones y tomas feministas en universidades y otros planteles. Las protestas se iniciaron tras numerosas denuncias de acoso y abuso sexual y la falta de protocolos y respuestas por parte de los establecimientos educativos, pero hoy ha derivado en un gran movimiento social que reivindica los derechos de las mujeres históricamente atropellados por nuestra sociedad machista y pratiarcal.

Regionalista.cl conversó con 12 mujeres dirigentas y representantes de instituciones y organizaciones políticas y sociales de nuestra región, para conocer su opinión sobre el movimiento feminista que remece las conciencias de chilenas y chilenos y que, es de esperar, nos permita convertirnos en una sociedad más justa para todas y todos.

Estas son sus impresiones:

Catalina Cortés, Vocera Frente Amplio Antofagasta y Coordinadora del Frente de Género de Revolución Democrática:

«Este es el puntapié inicial»

«Yo creo que esta es la base de todo lo que va a suceder a nivel de movimiento feminista y que estamos saliendo a la calle. El tema de luchar por una educación no sexista tiene que ver no sólo con una onda o con una moda o con un hecho en particular. La educación no sexista es lo básico que pedimos dentro de la educación. Las mujeres tenemos que tener el mismo trato a la hora de educarnos. No puede ser que nos diferencien por capacidades blandas y a los hombres por capacidades lógicas. No puede ser que siga existiendo acoso en las universidades.

En Antofagasta ninguna de las Universidades, tanto públicas como privadas y financiadas por el estado, tienen un protocolo básico de acoso. Existen demasiados casos en todas las universidades de Antofagasta, donde hay reclamos de acoso y abuso.

Creo que aquí, esto va mucho más allá. Esta demanda que se está realizando tiene como fin movilizar y hacer una reforma profunda, que tiene que ver cómo educamos a nuestras niñas y nuestros niños. Y cómo implementamos la educación no sexista, no sólo en las universidades, sino también en la básica, en la media y en la educación preescolar. Cómo llegamos con esto a los colegios que a veces tienen un credo y que son muy cerrados para trabajar. Cómo abrimos el espacio. Este es el puntapié inicial. Tiene que haber una ley de educación no sexista.

Lamentablemente en nuestro país, si nos quedamos solamente en la marcha y no hay una voluntad de poder legislar, esto va a quedar solamente en esto. Y aquí tiene que haber mucho más. Ojalá en Antofagasta las compañeras de las Universidades sigan adelante en su lucha. Se han iniciado tomas feministas. Esto es lo mínimo que podemos esperar para que las mujeres que hemos sido estudiantes, quienes están estudiando y las mujeres trabajadoras, tengamos derechos y seamos valoradas de manera correcta».

Jaqueline Barraza, Ex Seremi de Educación y Ex Gobernadora de Antofagasta:

«Esta oleada feminista es una esperanza»

«Las masivas manifestaciones de mujeres a lo largo de todo el país, son para mí una tremenda esperanza. Una esperanza de dar un salto cuántico en esta larga e histórica lucha hacia nuestra libertad. Y lo digo así, de esta manera, porque el camino ha sido más largo de lo que alguna vez nos pudimos haber planteado.

Esta oleada feminista es una esperanza, puesto que aborda la discriminación hacia las mujeres de una manera más integral. Cuando las estudiantes universitarias, a través de las pancartas señalan “queremos todo o nada”, significa que ellas no están dispuestas a transar. Y eso porque existe hoy día otro nivel de conciencia. Estas son jóvenes que han nacido sobre un piso distinto al de nosotras. Ellas hoy día saben cuáles son sus derechos y saben cuáles son los derechos que les han sido negados históricamente. Para mí, en lo personal, ha sido una profunda alegría el ver cómo las jóvenes se han organizado, en muchos casos espontáneamente y en otros casos con una mayor coordinación, para salir a las calles a demandar mayor igualdad, en todos los ámbitos de la vida.

Porque a pesar de los avances que hemos tenido, si empezamos a revisar todavía tenemos mucha desigualdad en el ámbito laboral, en el ámbito de la participación política, en el ámbito de la participación social, en el ámbito de la cultura, en fin. Y qué hablar de la vida doméstica, donde todavía el grueso de los roles y del trabajo recaen en las mujeres. Cada año aumentan los femicidios. La cantidad de niñas y jóvenes abusadas, está mostrando que esta sociedad patriarcal, capitalista y extremadamente dominante, ya no resiste ningún análisis.

Yo creo que esta es la punta del iceberg de algo que viene con mucha fuerza. Y por eso yo saludo a las estudiantes, les doy las gracias, porque mujeres como yo, que hemos estado permanentemente luchando, a veces ya estamos un poco cansadas. Yo siento que esta es como una posta, en donde algunas han corrido una parte de la carrera y ahora les toca a las jóvenes. Así que felicitaciones y gracias».

María Robles, Dirigenta Red de Mujeres EL Loa, Calama:

«Lo que está pasando acelera los cambios»

«Me parece sumamente interesante, porque pienso que a nivel estudiantil las universidades son la cuna del saber. Ahí se produce conocimiento, se crea conocimiento, se reproduce y por eso es tan importante la gratuidad en todos los niveles de la educación. Porque lo que nosotras no hemos hecho en muchas décadas, ellas lo están logrando en pocos días: Mantener el tema en la agenda nacional, generar debate. Entonces, me parece que es sumamente interesante este proceso.

El tema del machismo es una construcción cultural que está arraigada en el adn de la sociedad chilena y que es difícil generar cambios, porque tiene que ver con costumbres, con formas de hacer las cosas, entonces cuesta. Pero todo este debate que se está generando en los últimos días, acelera los cambios y genera socialización, para entender el por qué esta sociedad chilena es esencialmente machista».

Daniela Lafferte, Presidenta Federación de Estudiantes de la UCN Antofagasta:

«Estamos ante un hecho histórico»

«Primero, creo que estamos ante un hecho histórico. Los cambios en nuestro país nunca se han hecho desde las instancias que realmente se deberían hacer, que son los representantes elegidos democráticamente, sino que siempre han venido de los movimientos sociales y después son agarrados por los legisladores.

Creo que las compañeras son unas mujeres aguerridas, valientes y admirables, que dejando todos los miedos que durante años nos han suprimido y nos han mantenido en la precarización, han sido capaces de combatir ante el patriarcado. Por otra parte, creo que tenemos una gran tarea por delante, tenemos la tarea de concientizar tanto a compañeras que aún están masculinizadas y aún están con este manto, con esta cortina sobre sus ojos, que no les permite empatizar con las compañeras. Y también es necesario que los hombres abran sus espacios para ser capaces de cuestionar sus privilegios.

También creo que, de una u otra manera, es necesario que al ser una lucha de mujeres, se incluya a todas las mujeres, incluyendo las mujeres trans, las mujeres pobres, precarizadas, de otras nacionalidades, ya que en nuestro país es diferente ser mujer cuica y blanca, a ser mujer pobre y negra. Y eso es algo que no puede pasar. Creo que esta ola feminista no puede estar más ad hoc a la época y tenemos que saber enfrentarnos a lo que se viene y sólo de esta manera podremos lograr mucho como mujeres».

Catalina Pérez, Diputada región de Antofagasta, Revolución Democrática:

«Hacía falta que un movimiento nos hiciera abrir los ojos»

«Hoy las reivindicaciones y las luchas feministas se han tomado más de un espacio. Esto dejó de ser una demanda sectorial, para pasar a ser de aquellos sentidos comunes que buscamos ganar las mujeres de Chile. Reivindicando, como decían por ahí, la radical idea de que somos personas. Debemos agradecer a los movimientos estudiantiles y la incorporación de esta lucha, de las luchas feministas, a su agenda central.

Hoy día hacía falta que un movimiento tan fuerte como es el mundo estudiantil, pudiese poner sobre el tapete esta temática y nos hiciera abrir los ojos sobre la necesidad de legislar en la materia, pero también hacer un cambio cultural. Creemos que esta es una demanda que debe ganarse todos los espacios. Hoy día también hay pendiente una propuesta de legislación respecto al acoso laboral y sexual de las mujeres dentro de la Cámara de Diputados, propuesto por su misma presidenta.

Nos parece que en ese sentido es donde tenemos que avanzar, hacia el compromiso, tanto de representantes como autoridades, organismos de la sociedad civil y ciudadanía, en generar las transformaciones culturales, sociales, políticas y económicas que nos permitan a las mujeres de nuestro país desarrollarnos en justicia y en igualdad, en el Chile que finalmente queremos construir».

Karen Rojo, Alcaldesa Municipalidad de Antofagasta:

«Estoy muy orgullosa de este movimiento»

«La desigualdad de género es algo que nos ha perseguido desde siempre. Las mujeres hemos tenido que luchar mucho más fuerte para acceder a una mínima parte de los derechos que nos corresponde y que sí tienen los hombres por el sólo hecho de serlo. Por ejemplo, somos objeto de diferencias salariales por un mismo trabajo, somos discriminadas de ciertas labores y trabajos porque no creen en nuestras capacidades y nos discriminan por ejemplo en los planes de salud por el simple hecho de ser madres. En política tampoco es fácil ser mujer porque es un mundo dominado por los hombres. En mi caso he sido blanco de ataques permanentes por el hecho de ser mujer…

Por eso, estoy muy orgullosa de este movimiento, del empoderamiento que está transformando a la mujer chilena y le está dando coraje para gritar basta, basta de la violencia contra nosotras. Chile necesita sancionar el abuso, el acoso y la discriminación que vivimos a diario y así no volver a lamentar trágicos hechos de violencia de género ocurridos en Antofagasta, como los de Karen Wilson, Lorena Carrasco, Carolina Arias.

Por ello, como Municipalidad estamos trabajando para fortalecer las redes de apoyo hacia las mujeres y ayudarlas a que se empoderen. Sin embargo, es deber del ejecutivo y los parlamentarios pronunciarse ahora y generar leyes ejemplificadoras ante estos abusos».

María Brevis, dirigenta ambientalista de Mejillones:

«NADIE ES MENOS NI MÁS QUE OTRO»

«Crecí en el seno de una familia matriarcal. Era mi abuela la que tomaba las decisiones. Para ella la igualdad de género era algo más que obvio, no existía en su mente o en su manera de ver el mundo, que la sociedad se dividiera entre machismo y feminismo. No le toleraba a nadie que se impusiera sobre los demás a base de violencia o prepotencia.

Nunca fue a la escuela, parió 12 hijos y crío muchísimos nietos. Su valía no tenía objeciones. O sea, era poderosa y lo sabía, pero respetaba a mi abuelo porque salía a trabajar bajo un clima extremo. Se complementaban perfectamente. Ella medía un metro y medio y mi abuelo casi dos. Pero nunca se vio una mujer más grande en la familia en exigir sus derechos y otras veces dando por hecho qué era lo justo. Ellos eran mapuches. So sé si la influencia de ser hija de Lonko fue lo que le dio tal seguridad en sí misma. Pero nos la transmitió en los genes y en la convivencia, con el ejemplo.

Hoy que se supone que el mundo ha girado millones de veces, me veo envuelta en discusiones de los derechos de la mujer. Personas que son preparadas profesionalmente sacan a la palestra estos temas del feminismo y el machismo. De verdad que no lo entiendo. Me pregunto si la evolución afectó nuestros cerebros o los atrofió de tal manera que pensemos que las mujeres somos personas de segundo nivel. Quiero transmitirle a mi descendencia el respeto y el valor de cada ser en este mundo. Que nadie es menos ni más que el otro. Porque así crecí, así me lo enseñaron. Lo demás no lo entiendo».

María Ramírez, Consejera Regional Provincia de Tocopilla:

«Las mujeres nos empoderamos»

«Es un nuevo tiempo en Chile. Las mujeres nos empoderamos, nos aburrimos de ser lo que impone el mercado, objetos, muñecas, sexo, daño, maltrato. Los movimientos, las marchas, obedecen a la libertad secuestrada que nos han impuesto legisladores del pasado y que deciden a su antojo e intereses nuestra opción. Las mujeres hemos tenido que desarrollarnos solas, con la hermana, la amiga, entre nosotras, escucharnos, apoyarnos, porque la sociedad nos impuso: ganar menos, conformarnos con poco amor, estar bien siempre y no es así.

Este sistema nos daña y nos hace creer que es de forma inconsciente. Los sistemas pueden cambiar, no quiero tener una constitución impuesta por un asesino, porque doy vida, soy madre, sujeta de amor, de vida. Por eso y mucho más esto debe cambiar, empujamos todas. Vemos cómo otras culturas con nosotras las mujeres nos han mutilado y coartado. Eso está cambiando ahora ya, la calle lo manifiesta y lo enrostra a aquellos que han accionado para anular el rol importante que tenemos».

Tania Quiroga, Encargada Política del Movimiento Autonomista de Antofagasta:

«Se vienen los cambios y será de la mano de las mujeres»

«Chile es un país sumamente conservador, machista y neoliberal y que usualmente va más atrasado en cuanto a derechos sociales que el resto de los países de Latinoamérica. Yo siento que el movimiento feminista logrará impulsar y acelerar los cambios en Chile, en torno a derechos en salud, educación, igualdad de género, entre otros.

Si bien Chile se caracteriza por ser muy machista, la mujer chilena se caracteriza por ser muy aguerrida, muy aperrá´, sumamente fuerte y luchadora.

Todo lo que está pasando se viene potente, se vienen los cambios en Chile y será de la mano de las mujeres».

Tania Cortés, Encargada del Frente Feminista del Movimiento Autonomista de Antofagasta:

«ESTE ES UN MOMENTO MARAVILLOSO DE LA LUCHA FEMINISTA»

«El movimiento feminista no es nuevo. Pensar que este movimiento es una idea nueva o algo de moda, es no reconocer la historia. Como dice Angela Davis: “El feminismo es la idea radical de que las mujeres también somos personas”. Eso engloba mucho de lo que las mujeres hemos luchado desde siempre, que hoy se esté pidiendo que en las universidades las estudiantes/profesoras/trabajadoras necesitan un protocolo para “no ser acosadas” por hombres, es realmente algo que una pensaría irrisorio, pero es real.

La violencia la tenemos naturalizada desde el momento de nacer, desde que nos definen con colores, nuestro puesto en la sociedad, desde que nos enseñan que las mujeres jugamos a cocinar y los niños a ser astronautas, desde que pensamos que una dueña de casa no “hace nada”, sin reconocer el trabajo reproductivo, en fin.

Tenemos tan naturalizadas conductas machistas y patriarcales que hoy se está pidiendo también una educación no sexista (una de las tantas demandas levantadas). Esto también tiene que ver con el sistema neoliberal que sostiene todo esto, las diferencias de cobro de las isapres en los planes a las mujeres, las pensiones menores que tenemos, las diferencias de sueldos, el no reconocimiento del trabajo reproductivo.

Al final, este momento maravilloso de lucha feminista, nos da el espacio para realmente cuestionarnos todo y re pensar una sociedad diferente, en la que seamos reconocidas como personas. Tenemos tremenda responsabilidad y como Frente Feminista del MA (Movimiento Autonomista) sabemos que esta lucha es más que transversal y tenemos que ser parte en carne, hueso y corazón y entregarnos a ser parte de esta lucha, seguir estando todas unidas porque aquí entramos todas, el sistema nos oprime a todas y solo juntas vamos a darlo vuelta.

Porque esto es por las que ya no están, por las que estamos aquí y las que vienen, sobre todo por las que les han arrebatado la vida solo por ser mujer».

Fabiola Rivero, Ex Gobernadora de Antofagasta, Agrupación Acción Mujer Antofagasta:

«Se debe acabar la invisibilización de niñas y mujeres»

«Como miembro de la agrupación Acción Mujer Antofagasta (A.M.A.) nos hacemos parte del petitorio de reivindicaciones de educación no sexista y de rechazo a cualquier tipo de discriminación, acoso o abuso contra mujeres.

Se hace necesario también tener una visión local y nosotras trabajamos para que de una vez por todas se acabe la invisibilizacion de los derechos de niñas y mujeres. Exigimos a Tribunales, a nuestros parlamentarios y parlamentarias y al Gobierno que se proteja efectivamente a nuestras niñas y adolescentes.

Así lo reforzó la comunidad quienes nos acompañaron con 1500 firmas obtenidas apenas en dos días, relevando nuestra solicitud como urgente»

Marcela Hernando, Diputada Región de Antofagasta Partido Radical:

«Este es el inicio de un nuevo ciclo»

«Estamos en un momento en que las mujeres dicen basta. Son centenares de años que el género ha vivido subyugado a la violencia machista, al abuso que ellos han ejercido. Las mujeres que han salido a la calle a manifestarse, no solo representan su ideal, también representan las vivencias de sus madres, abuelas y todas sus generaciones ancestrales.
Este es el inicio de un nuevo ciclo cultural, que seguirá adelante, y en donde la equidad de género será un concepto cada vez más presente en las mesas chilenas. Ya es tiempo de pensar en la creación de instituciones que se dediquen a la enseñanza de la equidad de género en escuelas, liceos y también en el mundo político».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here