Decreto municipal de 2012 establecía un año para el retiro de las instalaciones, acto que fue sistemáticamente dilatado. En 2019 el municipio de Antofagasta dictó otro decreto similar, cuyo plazo vence en septiembre de este año. Según lo denunciado por el concejal Camilo Kong, la empresa Enex plantea un año más para concretar el traslado.

Durante décadas las autoridades han tramitado el retiro de estanques de la Empresa Nacional de Energía, Enex S. A., de playa Las Petroleras en Antofagasta, dado el alto grado de contaminación por hidrocarburos y derrames tóxicos en el sector, que ha afectado a deportistas y vecinos. En septiembre de 2019, tras nuevos accidentes contaminantes, se dictó un decreto alcaldicio (N° 1.734), que dispuso el traslado de ductos de combustible de la planta Comap, con un plazo de un año desde su notificación.

“Nosotros esperamos que ese plazo se cumpla, porque independiente, y quiero ser bien claro, de que nosotros estemos viviendo tiempos de pandemia, tiempos complejos, no podemos de alguna manera bajar la guardia”, comentó el seremi de Medio Ambiente, Rafael Castro.

Contaminación

La mesa de trabajo municipal de contaminación del borde costero presentó en febrero de este año una tesis de la geóloga Ximena Salgado, quien demostró con una investigación hidrogeológica la gran contaminación en playa La Petroleras, dando pie a las acciones contra los responsables del petróleo en el mar, e iniciando un plan de recuperación del terreno, que logró el retiro de dos líneas submarinas en desuso.

En junio, la Dirección de Asesoría Jurídica del municipio mandó un oficio referido a la alcaldesa Karen Rojo, avalando la suscripción de un acuerdo de la empresa Enex, donde solicita que el término de las actividades de la referida planta se extienda hasta el 31 de diciembre de 2021, un año después del plazo establecido anteriormente. Frente a esto, el seremi de Medio Ambiente dijo no tener información formal de que el plazo se haya alargado.

¿Querella?

La municipalidad retomó la problemática ambiental el pasado 8 de julio, cuando presentó al concejo una posibilidad de querella contra Enex, por la demora en su actuar. El concejal por Antofagasta, Camilo Kong, comentó que la compañía ha utilizado algunas instancias judiciales poder dilatar el proceso. “Yo en la municipalidad mostré mi postura; que el municipio tiene que hacer todo lo posible judicialmente para que esto se resuelva rápidamente”, añadiendo que la problemática no es algo nuevo, y se viene arrastrando hace décadas.

Acciones previas

La planta Comap trabaja desde 1931, en una ex zona industrial y actual zona urbana. Debido a esto, la acción municipal busca desalojarla, permitiendo los estudios medioambientales que guiarán los nuevos pasos a seguir para la remediación del terreno. El plano regulador de la ciudad (2002) estableció que en la zona quedaría “congelada” cualquier actividad industrial nueva, disponiendo su utilización para áreas verdes, deportivas y recintos feriales.

En 2005 la Autoridad Sanitaria Regional declaró como “molesta” a las instalaciones. A raíz del continuo afloramiento de hidrocarburos en la playa Las Petroleras, y posterior comprobación de filtraciones detectadas en la planta, la Autoridad Sanitaria calificó posteriormente a la planta administrada por Shell como “peligrosa y contaminante”. El 25 de agosto de 2006 las empresas Compañía de Petróleos de Chile Copec S.A. y Nacional de Energía Enex S.A (antes Shell) suscribieron un acuerdo con el Gobierno Regional y el alcalde Adaro para retirar sus estanques en el plazo de 5 años y un día.

La fecha pactada expiraba el 26 de agosto de 2011, razón por la cual Marcela Hernando, entonces alcaldesa, exigió públicamente el retiro de los estanques, visando en febrero del 2012 un decreto que estableció la erradicación de los estanques y las instalaciones de la planta, aludiendo haber confiado sin éxito en la “buena fe” de las empresas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here