A la Contraloría General de la República llegó el caso del altercado que vivieron el Intendente Marco Díaz y el presidente de Colo Colo, Aníbal Mosa, tras los hechos ocurridos la semana pasada en un hotel de Calama.

Cabe recordar que la máxima autoridad regional denunció en esa oportunidad haber sido agredido por el mandamás del plantel futbolístico, lo que terminó con la detención del dirigente deportivo y una polémica de dimes y diretes entre ambos personeros.

En un comunicado, el presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, volvió a negar las acusaciones de agresión.

«Quiero dejar en claro que jamás agredí en forma alguna al señor Intendente. Lo que ocurrió fue un intercambio de palabras particularmente desagradable dentro del ascensor del hotel, momento en el que me encontraba acompañado de Fernando Monsalve, presidente de CSD y una persona no ligada al fútbol, quienes fueron testigos de lo ocurrido», señaló.

«No conozco al señor Díaz, quien había asumido el cargo dos días antes, y por lo mismo ignoraba que era el intendente de la región, en la que además yo no resido, como es de público conocimiento», agregó.

Cabe señalar que el fiscal de Calama, Cristian Arriagada, descartó en una reciente declaración de prensa que se haya configurado un «atentado a la autoridad», lo que lleva a Aníbal Mosa a señalar que los cargos por los que fue detenido son «completamente falsos e inexistentes».

«Sin embargo, y a pesar de no haber cometido delito alguno, el señor intendente, haciendo uso de sus prerrogativas como autoridad pública, decidió no sólo denunciarme como autor del delito de «atentado a la autoridad», sino también movilizar a cinco funcionarios de Carabineros para que fueran a detenerme a la habitación del hotel donde me alojaba, algunas horas después del altercado», indica el comunicado.

Por estas consideraciones, el dirigente deportivo anunció una presentación en la Contraloría General de la República, acusando al Intendente Marco Díaz por abuso de poder.

«Estos hechos son particularmente graves, porque revelan un abuso de autoridad, razón que me ha llevado a hacerlos públicos. He pedido a mis abogados que efectúen la correspondiente denuncia a la Contraloría General de la República para que se indague lo que a mi juicio es un ejercicio abusivo de autoridad, que hoy me afecta a mí, pero el día de mañana puede afectar a cualquier persona en nuestro país», concluye el comunicado.

Por su parte, en declaración a diversos medios de comunicación, el Intendente desestimó los dichos de Mosa, indicando que el tema lo tiene sin cuidado.

«Como región tenemos grandes problemáticas, y discutir con el señor Aníbal Mosa no es una de ellas, por lo menos para mi”, explicó la autoridad regional, agregando que «ha pasado harto tiempo, ha ido cambiando harto las versiones, incluso leyó un documento más que hablar y yo creo que la ciudadanía ya ha realizado su juicio y la verdad no es tema para mi”.

Finalmente, el intendente precisó que de ser citado a declarar irá a comparecer «donde tenga que hacerlo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here