El mundialmente reconocido psiquiatra chileno Claudio Naranjo, falleció este viernes a los 86 años en su residencia de Barkeley, California (EE.UU). La noticia se confirmó a través de un comunicado via Twitter de la fundación que lleva su nombre.

“Con dolor y amorosidad os queremos comunicar el fallecimiento de nuestro querido Maestro Claudio Naranjo la pasada noche en su residencia de Berkeley. Os rogamos tengáis presente en vuestras meditaciones y oraciones. Que su amor y sabiduría nos acompañe siempre”, reza el tweet.

Naranjo, quien nació en Valparaíso en 1932, forjó una respetada carrera como escritor y fue uno de los máximos referentes de la psicología transpersonal, aunque también dedicó parte de su trabajo a la psicología psicodélica y al estudio de los medicamentos psicoactivos, rompiendo prejuicios en torno a las drogas en virtud de los potentes beneficios espirituales que estas pueden llegar a tener.

Estudió medicina y música en la Universidad de Chile y en el Conservatorio Nacional Chileno de Música, además, enseñó psiquiatría social en Chile, en la Escuela de Educación y Psicología en la Universidad Católica.

Su propio modelo de meditación, el uso de la música como recurso terapéutico y los procesos de comunicación y autoconocimiento propuestos por él, fueron bienvenidos en países como España, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Rusia, Argentina, Chile, Brasil, Colombia, México, E.E.U.U. y Corea del Sur.

Desde fines de la década de los años 90, brindó conferencias y se involucró en el sistema educativo de las naciones. Su libro ‘Cambiar la educación para cambiar el mundo’ se convirtió en una referencia global dentro del ámbito de la enseñanza.

“La educación no nos enseña a ser libres. Actualmente se enseña a ser como los computadores, pero sin estar a la altura. Nos convierte en fantasmas intelectuales, porque no se enseña qué es la vida, por eso parto diciendo que la educación es perversa. No somos lo que podríamos ser. En un momento nos proclamamos como homo sapiens, pero nos terminamos convirtiendo en homo demens“, señaló en esa ocasión, al tiempo que explicó que “vivimos en una sociedad que no sabe que está enferma (declaraciones del psiquiatra el año 2017 en el Congreso Futuro).

En 2007, fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Udine, de Italia. Ese mismo año se creó la fundación que lleva el nombre de Claudio Naranjo, cuyo acto inaugural se realizó en la Universidad de Barcelona, en España.

Sin duda, el deceso no solo significa la pérdida de un destacado pensador, sino de un potente crítico de la educación chilena y del modelo educativo inmerso en un sistema patriarcal, según sus palabras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here