Por Geraldo Jusakos Lazo, Seremi de Economía, Fomento y Turismo Región  de Antofagasta

Durante la última cuenta pública, el Presidente Sebastián Piñera nombró una serie de medidas que buscan encauzar al país en la senda del desarrollo integral, poniendo como énfasis un sector vital para el gobierno.

Hablamos de nuestros emprendedores, quienes con valores como el esfuerzo, la perseverancia y la creatividad, representan una identidad en nuestra sociedad que buscamos destacar y replicar fuertemente, pues ellos son el soporte fundamental de nuestra economía.

Habiendo en la región un poco más de 31 mil pymes, debemos generar más espacio de oportunidades, mayor acceso a financiamiento para capital de trabajo, para la inversión e innovación. No hacerlo, podrá significar ahogar sus esfuerzos.

Y en ese sentido, es una lamentable realidad, que muchas pymes proveedoras se enfrentan al pago tardío de sus servicios y productos. Esperando en muchos casos más tiempo de lo que pueden solventar.

La base del problema consiste en que el comprador recibe un crédito por parte del proveedor, donde sólo una de las partes fija las condiciones y el otro tiene que aceptar. Eso no es una relación justa ni simétrica, por lo que nos hemos querido hacer cargo.

Es así que el Gobierno, a través del Ministerio de Economía, gestó una serie de diálogos con emprendedores que decantaron en una serie indicaciones para incorporarlas al proyecto de ley del «Pago Oportuno».

Entre las medidas, acotaremos los plazos de pago de las facturas a un máximo de 60 días, y a partir de ahí, o a menos que las partes concuerden, se comenzará a devengar intereses en favor de quien vendió el producto o servicio, independiente del tipo de empresa de la que se trate.

Se establecerá la obligación de emitir electrónicamente la guía de despacho, lo que permitirá precisar el momento en que se entrega el bien o servicio y en que se paga la respectiva factura.

Generaremos valor a la cultura del Pago Oportuno, visibilizando a quienes son buenos o malos pagadores. El tema es crear una relación simétrica tanto para las empresas compradoras como para los proveedores.

Fomentar voluntad para el trato de buena fe y lealtad entre las partes es un trabajo de todos. Se debe, como dijo el Presidente Piñera, nivelar la cancha para que emprendedores y proveedores puedan consolidarse juntos en la ruta del crecimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here