A 5 días de la cita electoral, ciudadanos antofagastinos de distintos grupos etarios entregaron sus puntos de vista sobre las próximas elecciones, las expectativas post resultados, el deber cívico, entre otros temas.

Optimismo

Sebastián Carvajal, de 19 años, es estudiante de Ingeniería Civil de la Universidad de Antofagasta y afirmó que «el Apruebo asegura cambios importantes».

«Quizás no se logren modificaciones tan visibles, pero es una forma de empezar el camino a mejores cosas», indicó.

Para David Valenzuela (22) «hay una salida en escribir una nueva Constitución»

“Aunque el problema principal son los políticos de siempre, no se garantiza que la gente deje de elegirlos», aseguró el estudiante de música.

El estudiante de pedagogía de 25 años, Vicente Gatica, fue categórico: «El Apruebo puede ser lo que sea que digan, pero es una mejor opción que el Rechazo».

«Creo que es importante redactar una Constitución desde cero, para centrar el gobierno a los intereses de la gente y no a los de la clase política», precisó.

El ex trabajador portuario Pedro Espinoza, de 61 años, fue un poco más allá y aseguró que una victoria del «Apruebo», el próximo 25 de octubre, facilitaría un cambio político general.

«Ahora se gobernaría desde el centro hacia la izquierda, y no desde el centro a la derecha», sentenció.

Lado B

Alex García, tocopillano de 49 años, admitió que ni si quiera está interiorizado sobre las elecciones.

«No sé qué pensar. Han pasado tantas cosas que siempre llegamos a lo mismo. Los ricos más ricos, los pobres más pobres», dijo, aunque admitió que «para la juventud puede ser una opción».

Santiago Zuta, de 78 años, afirmó que se encuentra en una edad en que no le beneficia en nada: «Ya no me afecta, he visto tanta política, es como ‘El cuento del Lobo’. Los problemas reales no se atienden», señaló.

Graciela del Carmen Castillo, asesora del hogar de 66 años, aseguró que «la verdad es que me da lo mismo», enfatizando que solo votará por su deber cívico.

«Si llegará a pasar algo distinto yo creo que falta un tiempo largo para eso», señaló poco optimista la también secretaria.

Los que no creen en nada

La asistente social Paola Arévalo, de 47 años, precisó que para ella «la izquierda y la derecha son exactamente manos del mismo brazo», detallando que ya no cree en el sistema electoral hace años.

«Yo voy a votar por el Apruebo, pero no creo en la política detrás de aquello. Para mi la solución es cambiar el sistema electoral de raíz, y dejar que la gente elija candidatos, las demandas que quieran, etcétera, no los partidos políticos», afirmó.

Otro adherente a ideas más radicales fue Sergio Ojeda, estudiante de arquitectura de 29 años, quién advirtió que la única solución para las naciones es dejar de validar el sistema con el voto.

«Hay que salir de este juego izquierda-derecha, apruebo-rechazo, sí-no, abogar más en lo que podemos hacer juntos que seguir en este eterno debate político», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here