Imagen referencial

El Juzgado de Garantía de Calama decretó la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional para los dos carabineros detenidos tras la muerte de Jaime Veizaga, ciudadano boliviano que los policías uniformados abandonaron a un costado del Servicio Médico Legal de la comuna este martes 9 de febrero.

Durante la audiencia los funcionarios policiales fueron formalizados por cuasidelito de homicidio y apremios ilegítimos. De acuerdo a los antecedentes presentados por la Fiscalía, «los efectivos acudieron al sector ese día luego de recibir la denuncia de que un hombre se encontraba semidesnudo tendido en la calle, en estado errático. Razón por lo que carabineros llegan en el retén móvil para hacerle consultas respecto a su domicilio y por su identidad, sin embargo las respuestas no habrían sido respondido por el ciudadano».

El relato de la fiscalía de Calama afirma que «el hombre fue trasladado por los imputados hasta un sitio eriazo continuo al Servicio Médico Legal, ubicado en calle Carlos Cisternas, lugar donde se detuvieron y, según testigos protegidos, habrían bajado a la víctima, la habrían golpeado con un bidón plástico, para luego abandonarla en el lugar, pese a su evidente mal estado».

Al retirarse el furgón policial, uno de los testigos llamó a la Policía de Investigaciones, informado lo ocurrido. Alrededor de las 14:13 horas, personal de la PDI arribó al lugar, encontrando a la víctima con el torso desnudo, la que pese a su condición logró entregar su nombre, indentificándose como Jaime Veizaga Sánchez, de nacionalidad boliviana.

Posteriormente, alrededor de las 14:45 horas, personal médico del SAMU llegó al sitio de los hechos, constatando el fallecimiento de la víctima.

En la audiencia se explicó que la causa de muerte aún no está determinada. Sin embargo, desde la Fiscalía local de Calama aún no ha descartado la participación de los imputados, sobre todo considerando el antecedente de atención oportuna a Veizaga.

«Como el informe de la autopsia arrojó causas indeterminadas, no se puede descartar que con una atención médica oportuna, hubiera sobrevivido la víctima», indicó el Fiscal Adjunto, Raúl Marabolí.

El Tribunal estableció un plazo de 200 días de investigación en este nuevo caso que involucra a Carabineros, institución que suma 3 personas fallecidas durante procedimientos a su cargo, en un lapso de 5 días, incluyendo al malabarista Francisco Martínez (asesinado a tiros en Panguipulli) y al joven Camilo Miyaki (quien se habría «suicidado» en la 51 comisaría de Pedro Aguirre Cerda).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here