Multas por $281 millones de un total de siete procesos sancionatorios, cursó la Superintendencia de Servicio Sanitarios (SISS) durante el año pasado a la empresa Aguas Antofagasta.

Según se informó, la mayoría de las multas se concentran en el periodo 2014-2016 y se refieren a deficiencias en la continuidad de servicio, falta de mantención en Antofagasta y Tocopilla y el incumplimiento del programa de inversiones para la región.

En declaraciones recogidas por El Mercurio de Antofagasta, el jefe regional de la SiSS, Patricio Valencia, afirmó que a los procesos ya resueltos se suman otros que se encuentran en etapa de desarrollo.

«Si bien los sumarios pueden extenderse entre tres o seis meses desde que se ordena la investigación, muchas veces las concesionarias recurren a los tribunales y por eso la tramitación de sanciones se extiende en un periodo de mayor de tiempo», explicó al medio.

Por su parte, desde la sanitaria bajaron el perfil a estas sanciones. En este sentido, el gerente general de Aguas Antofagasta, Carlos Méndez, indicó que en su mayoría fueron emitidas durante la administración anterior (a cargo del grupo Luksic), antes de la llegada de EPM, por lo que no reflejarían la gestión de la actual de la concesionaria.

Los últimos episodios que involucraron a la empresa de servicio de agua potable y alcantarillado se relacionan con el derrame de aguas servidas en plena costa de Antofagasta y el prolongado corte de suministro en Calama tras las lluvias del mes de febrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here