Hoy domingo 18 de noviembre, a partir de las 10:30 horas, se desarrollará por segunda vez en Antofagasta la marcha familiar por el Derecho a la Vivienda y la Ciudad. Así lo confirmaron las más de 10 agrupaciones convocantes en la ciudad, entre las que se cuentan organizaciones de pobladores, trabajadores, estudiantiles, políticas y movimientos sociales.

En el marco de las grandes desigualdades en el acceso a la vivienda para grupos mayoritarios de la población, la creciente especulación inmobiliaria, la informalidad del arriendo y los problemas ambientales, de acceso a servicios y transporte, entre muchos otros, diversas organizaciones a nivel local han decidido organizar la II Marcha por el Derecho a la Vivienda y la Ciudad.

Para las organizaciones convocantes, estas problemáticas son muestras claras de las injusticias y desigualdades de un país que concentra sus mayores riquezas en pocas manos, dejando a la mayor parte de la población sin acceso a derechos básicos.

Elizabeth Andrade, dirigenta social del Macro Campamento Los Arenales, conversó con Regionalista.cl para invitar a las familias de Antofagasta a participar activamente en esta movilización.

“Estamos invitando a todos los vecinos y vecinas. Esto es muy relevante, es una necesidad de todos y de todas nosotras. Será una marcha familiar. Niños, niñas, abuelitos, abuelitas, sus mascotas, todos y todas invitadas este domingo 18 de noviembre, en la municipalidad a las 10:30 de la mañana”, comentó.

El siguiente es el video que las organizaciones han difundido para invitar a esta actividad:

Cabe resaltar que se trata de una movilización pacífica y familiar, la que iniciará con la marcha en la explanada de la municipalidad y que concluirá con un acto cultural en Prat con Matta, en donde se presentarán diferentes grupos artísticos. Además, habrá pinta caritas para las niñas y niños.

De esta manera, los organizadores esperan una masiva convocatoria para este domingo, buscando generar conciencia en la comunidad sobre el derecho que todos y todas tenemos a una vivienda digna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here