A 47 años del golpe cívico-militar, la Agrupación por la Memoria Histórica Providencia de Antofagasta realizó una intervención en las dependencias del antiguo recinto que fue utilizado como centro de prisión política y tortura.

En la oportunidad, los integrantes de la organización leyeron una declaración donde se refirieron a los horrores de la dictadura militar, pero también denunciaron las violaciones a los Derechos Humanos ocurridas con ocasión del estallido social o revuelta popular, afirmando que «Carabineros de Chile torturó y tortura».

«Al cabo de casi 7 meses, se cuentan más cien pérdidas oculares de manifestantes, muertes, torturas, abusos sexuales y violaciones, todo perpetrado por carabineros de Chile, institución que se ha encargado históricamente de violar los derechos humanos», indicaron.

También hicieron hincapié en la situación de los presos políticos de la revuelta popular, denunciando que hoy en Antofagasta «existen 21 personas, algunos menores de edad, privados de libertad, solo por el hecho de haberse manifestado en las calles».

A continuación la declaración completa:

Antofagasta, 11 de septiembre 2020

Hoy como Agrupación Providencia, queremos ser enfáticos y enfáticas en seguir denunciando el golpe de estado que dio inicio a la dictadura cívico militar de 1973. Esa misma, que instauró un modelo constitucional y de vida que hoy la clase trabajadora y popular ha buscado más que nunca transformar en las calles. Porque se trata de un modelo que impusieron e imponen mediante una lógica de terror, de violencia, asesinatos, torturas, humillaciones, violaciones, abusos sexuales y persecuciones hacia un pueblo y una izquierda organizada.

Entonces con esta lógica de vida que ha propiciado y favorecido la desigualdad económica y social, la injusticia y la impunidad, hoy después de 47 años, más que nunca, denunciamos las secuelas y la continuidad de este oscuro periodo.

Así, nos es imposible no reflexionar este 11 de septiembre desde lo sucedido el 18 de octubre del 2019, en donde miles de estudiantes, mujeres, hombres, trabajadores y trabajadoras, pobladoras y pobladores, se tomaron las calles para expresar la rabia y la impotencia, contra este sistema fascista. Porque cuando un sistema funciona solo para los que tienen plata, se vuelve una razón suficiente para organizarnos, salir con cacerolas y fuego a manifestarnos a las calles.

Y queremos ser enfáticos y enfáticas en volver a denunciar que Carabineros de Chile torturó y tortura. Sí. Porque la respuesta ante la organización y nuestro derecho legítimo a la manifestación y la protesta, fue la misma: La represión y las leyes que funcionaban bajo el objetivo de criminalizar la protesta y justificar la vulneración de derechos.

Al cabo de casi 7 meses, se cuentan más cien pérdidas oculares de manifestantes, muertes, torturas, abusos sexuales y violaciones, todo perpetrado por carabineros de Chile, institución que se ha encargado históricamente de violar los derechos humanos. Hoy, en Antofagasta existen 21 personas, algunos menores de edad, privados de libertad, solo por el hecho de haberse manifestado en las calles. Es por esto que nos parece necesario visibilizar y reconocer su prisión como una acción política de persecución, y represión.

Entonces, este 11 de septiembre, en medio de una pandemia que ha expuesto las condiciones injustas y desiguales que se viven en este país, se hace más necesario que nunca recordar la lucha que llevaban hombres y mujeres en contra de ese régimen militar, cómo se organizaban para derrocarlo, y para obtener justicia por la violación sistemática de los derechos humanos. Porque esta lucha es la misma que seguimos dando hoy, porque en Antofagasta durante el revuelta popular y hasta la actualidad, permanece la sistemática violación a los derechos humanos.

Conmemoramos entonces, esta fecha histórica aquí, en este lugar, en el ex cuartel secreto de la DINA-CNI-SICAR que sigue estando en manos de Carabineros, institución que no logra entender ni tranzar la importancia cultural, artística y educacional que tiene este sitio de memoria para reflexionar y cambiar los modelos de ejercicios de violencia que se impusieron aquí desde el mismo 11 de septiembre de 1973.

Una vez más declaramos y exigimos públicamente que Carabineros abandone este lugar, una institución torturadora y asesina que, a casi 100 años de su nacimiento, debe ser abolida y reemplazada.

Porque la memoria no le pertenece a quien torturó y usurpó este lugar de manera ilegal hasta la fecha, manteniendo hoy una armería y preparando tropas en el mismo sitio, para continuar agrediendo y amedrentando a la población antofagastina.

Un sitio de memoria no es un lugar que prepare gente para atacar y cometer violaciones a los derechos humanos.

Un sitio de memoria es un lugar que busca propiciar un espacio de resistencia frente a modelos de dominación impuestos por la fuerza, como lo fue en la dictadura y en otros períodos represivos, y que hoy se aventura y apuesta a la construcción de un semillero de convicciones para derrotar la cultura de la muerte e impunidad que persiste en nuestra sociedad.

Nuestra Agrupación exige que se cumplan los compromisos nacionales e internacionales cuando se habla de Estado de Derecho y se termine por imponer definitivamente nuestra demanda histórica: Un sitio de memoria ahora para Antofagasta.

Exigimos libertad a los presos y presas políticas de la revuelta, y justicia por todas las violaciones a los derechos humanos ejercidas por las fuerzas armadas y de carabineros en el ayer y en el ahora.

Agrupación Memoria Historica Providencia

Antofagasta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here