Queda mucho camino aún. Han pasado 30 años desde que la OMS (Organización Mundial de la Salud) eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Sin embargo, la violencia transfóbica es un problema social latente en Chile. Esto motivó a la Asociación de Abogadas Feministas (ABOFEM) para exigir justicia ante los crímenes de odio en contra la comunidad, cuando concluye el mes de la visibilidad y el orgullo LGBTIQ+.

Desde el día 15 de junio, a través la difusión del hashtag #Orgulloseracuando, ABOFEM ha manifestado que su objetivo es reivindicar la igualdad en salud, educación, trabajo, justicia y derechos sociales.

Cabe recordar que Chile figura en los últimos lugares entre los miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en el cumplimiento de las garantías legales en la  protección a la  comunidad LGBT, con un desempeño del 39% durante el 2019. Informe publicado el pasado miércoles 24 de junio, el mismo día en que ocurrió un hecho discriminatorio repudiable hacia la Codirectora de ABOFEMCHILE, Constanza Valdés, quién es la primera asesora trans del parlamento e impulsora de la aprobación de la Ley de Identidad de género.

Valdés, luego de asistir al programa “Café con Nata” de Súbela radio y conversar sobre el feminismo radical trans excluyente, recibió ataques días después, donde la acusaban de no tener legitimidad para conversar sobre la temática e invalidando su identidad de género.

“No hay nada radical ni revolucionario en no respetar la identidad de género de las personas trans y en los discursos de odio. Las mujeres trans hemos sido, y somos parte del feminismo”, fueron sus palabras a través de su cuenta de twitter @conivaldesc.

Estos hechos de discriminación no son lejanos en la región. Sascha Fernandois Novoa, psicóloga y activista de la diversidad sexual, lo vivió en carne propia: «A mí me paso acá en Antofagasta en el bar Nómade… no se me respeto mi carnet que estaba recién modificado con la ley de identidad de género… no quisieron ver mi documento (…) ¿Qué sentido tiene una ley donde te cambian el nombre en el carnet, si al final a nosotras no nos están asegurando de ninguna manera el ejercicio total de nuestros derechos?», comentó.

«Lamentablemente en el país no existen normativas que regulen y sancionen los discursos de odio… los proyectos de ley no han avanzado (…) y aún existen cuestionamientos en torno a la falta de educación sexual integral, que permita que desde temprana edad niños y niñas conozcan la diversidad de géneros y se desarrolle la plena convivencia», manifestó Carla Tito Ugarte, Directora de ABOFEM Antofagasta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here