Este año ha estado marcado por finales y despedidas. Todo partió con el estreno de Avengers: Endgame, continuó con Games Of Thrones y este domingo siguió con el fin de The Big Bang Theory. Una serie que comenzó el año 2007 centrándose en cuatro nerds que fascinaron a sus espectadores con lo mejor de su mundo mezclando ciencia, cultura pop, comedia y amistad, como la fórmula central de este proyecto que bajó el telón este fin de semana por Warner Channel.

La serie pasó de tocar temas livianos y ser un simple sitcom a tratar temas mucho más profundos de la actualidad, como por ejemplo la posición de la mujer en la ciencia y como esta con dificultad debe abrirse paso en un ambiente que desde su comienzo ha estado marcado por el hombre y el machismo. Así lo reafirmó su último episodio con el potente discurso de Amy Farrah Fowler (Myim Bialik) al ganar el Nobel, enfocando sus palabras en incentivar a las niñas a cumplir su sueño de dedicarse a la ciencia.

Por otra parte, sus personajes en su mayoría tuvieron un muy buen desarrollo durante estas trece temporadas. Sheldon Cooper (Jim Parson) pasó de ser un tipo egocéntrico, individualista y con serios problemas para relacionarse, a ser un adulto casado, maduro y con muy fieles amigos, ganando finalmente el Nobel por su trabajo junto a su esposa y bióloga Emy. Leonard (Johnny Galecki) y Penny (Kaley Cuoco) lograron consolidar su relación que pasó por muchas situaciones desde que comenzó la serie para finalmente casarse, ser exitosos laboralmente y terminar esperando a su primer hijo. Howard Wolowitz (Simon Helberg), un personaje desagradable y obsesionado por conseguir mujeres, encontró el amor en Bernadette (Melissa Rauch) y es aquí donde tuvo un gran cambio. Juntos lograron consolidarse con un matrimonio maduro, intercambiando sus aventuras con la vida laboral y el plano familiar. Bernadette fue un gran acierto en la serie, una mujer con carácter, enfocada en su trabajo y que a la vez luchaba por compatibilizar con la maternidad.

Quizás el peor desarrollo lo tuvo el personaje de Rajesh Koothrappali (Kunal Nayyar), que en un comienzo era un chico hindú fascinado por la cultura americana, sarcástico y que no podía hablar con las mujeres, convirtiéndose con el paso de las temporadas en un tipo miserable que parecía que cada vez podía llegar más abajo. Finalmente, durante el último capítulo no logra cerrar su historia.

The Big Bang Theory también se destacó por tener grandes figuras, tanto de la ciencia como también de la cultura pop, desde el físico Stephen Hawking, pasando por mítico Adam West, hasta llegar a Mark Hamill.

Finalmente, se cierra un ciclo que abrieron cuatro nerds sentados en un sillón y que con cada capítulo nos invitaron a compartir sus disparatadas aventuras. Fue el mismo Jim Parson, la estrella principal del show, quien decidió no renovar su contrato para una decimotercera temporada, entendiendo que era momento de dejar sus clásicas poleras de superhéroes. Ante esto, Chuck Lorre (creador) dio la orden de acabar, ya que no tendría sentido seguir sin uno de los personajes principales del programa. La serie logró 52 nominaciones Emmy, ganando diez de estas, pero sobre todo quizás su mayor mérito fue el saber cuándo terminar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here