El Sindicato Norte de la termoeléctrica Aes Gener anunció un «apagón» que paralizaría a las grandes empresas mineras de la zona, entre ellas Codelco, Escondida, Spence y SQM, a partir de este lunes 6 de julio, producto de la huelga que iniciarían los trabajadores de las centrales Nueva Tocopilla, Cochrane y plantas solares.

El conflicto se origina en el marco de la negociación colectiva entre la organización sindical y la filial de la transnacional de energía AES Corporation, con sede en Estados Unidos y que cuenta con instalaciones en Tocopilla, Mejillones y otros puntos de la región.

«Estuvimos negociando 4 meses en forma anticipada, luego 2 meses de manera reglada. La empresa ha buscado la confrontación y no el entendimiento. Nos han desafiado hasta llegar al extremo, reduciendo las ofertas iniciales y no solicitando los equipos de emergencia a que tenían derecho. De esta manera la paralización del 6 de julio será completa», indicó Francisco Alfaro, presidente del sindicato.

Cabe recordar que la huelga fue aprobada con un 98% de aprobación y con una participación total de los socios convocados.

«La empresa nos ha insistido en que somos la gran familia AES y nos pide un esfuerzo, pues su meta es sostener la ‘empleabilidad’. No vemos en esto sino una amenaza velada de despidos. ¿Cómo se puede conciliar este esfuerzo que se pide a los trabajadores, con la distribución en este año, en plena pandemia, de un dividendo de 111 millones de dólares entre los accionistas de la compañía?», afirmó Rubén Salazar, secretario del sindicato.

Consultado sobre los efectos que tendrá el anunciado «apagón» en el marco de la huelga, el presidente del sindicato, Francisco Alfaro, recordó que la empresa vende el 100% de su producción a la minería pública y privada, «por lo que no debiera afectarse a la población». Sin embargo, advirtió que «puede existir algún tipo de riesgo por la inestabilidad y fragilidad del sistema, debido también a las dificultades operativas relacionadas con el Coronavirus».

«Lamentablemente estamos lejos y no vislumbramos una solución a este conflicto, mientras la empresa no comprenda que son los trabajadores el factor clave para la generación de riqueza y reconozca el rol que hemos desempeñado en la generación de sus millonarias utilidades», conluyó.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here