Limpia, segura, utilizable y sin afectar la fauna marina; la energía undimotriz producida por el movimiento de las olas del mar se vislumbra como una nueva alternativa confiable y cada vez más posible para abastecer la creciente demanda eléctrica de Antofagasta. Para la puesta en marcha de este proyecto, la Universidad Católica del Norte (UCN) contó con recursos aportados por el Gobierno Regional (GORE) y el Consejo Regional (CORE), a través de un proyecto del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R).

El Proyecto FIC-R Undimotriz WaraQocha contó también con el apoyo de la Empresa Portuaria de Antofagasta (EPA), construyéndose una estación piloto en el sitio 7 para realizar los estudios y verificar la factibilidad del proyecto que logró producir energía para, por ejemplo, alimentar el faro del puerto en forma mensual con una producción de 2 mil KW en ese período.

Para el Director del proyecto y académico del Departamento de Ingeniería Civil de la UCN, Dr. Iván Salazar, la iniciativa fue un desafío: “Este fue un desafío multidisciplinario que involucró el trabajo y la interacción con otras áreas de la ingeniería, como la civil, Mecánica y Eléctrica, teniendo un resultado muy favorable, ya que la promoción de las energías renovables no convencionales impacta de manera positiva aportando con energías limpias y con el trabajo e involucramiento de pymes locales. La idea a futuro es generar sistemas undimotrices a escalas mayores y quizás alimentar pequeñas áreas”, indicó.

Por otra parte, el Gerente General de la Empresa Portuaria de Antofagasta, Carlos Escobar destacó la importancia de la aplicación de las ERNC: “Trabajamos constantemente para modernizar nuestras instalaciones y hacer más eficientes la cadena logística por Puerto Antofagasta. Por ello, para nosotros la aplicación de energías renovables no convencionales es un compromiso con la sustentabilidad. En este sentido, buscamos apoyar el desarrollo de este tipo de iniciativas por parte de instituciones, emprendedores e innovadores, y que mejor que a través de universidades locales”, destacó.

Cabe señalar que esta iniciativa nació el año 2015 en el marco de un proyecto ganador impulsado por el Instituto de Políticas Públicas de la UCN, y que fue encabezado por los investigadores Michel Ortega y Orlando Bahamondes, quienes formularon el desarrollo de un sistema piloto, el que fue probado con éxito en el laboratorio de hidráulica del departamento de ingeniería civil de la Universidad. A nivel mundial, la energía undimotriz ya es una realidad en naciones con un alto nivel de desarrollo, por lo que se espera que pronto también lo sea para Antofagasta y Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here