Por #Lemusiquee+ 

La actriz Emilia Clarke confesó que sobrevivió a dos aneurismas durante las primeras temporadas de la exitosa serie Games Of Thrones. La encargada de darle vida al personaje de Daenerys Targaryen contó que todo pasó tras finalizar las grabaciones de la primera temporada, a fines del año 2011.

“Me sentí, en todos los sentidos, expuesta. En el primer episodio aparecí desnuda y a partir de ahí siempre me hice la misma pregunta: ‘Haces de una mujer fuerte y, sin embargo, te quitas la ropa. ¿Por qué? ¿Cuántos hombres debo matar para demostrar mi valía?”, manifestó la actriz, atribuyendo todo lo que ocurrió a las consecuencias debido a la presión y estrés vivido.

Los problemas comenzaron durante una sesión con su entrenador personal, cuando en un momento determinado comenzó a sentir una fuerte presión en su cerebro. Apenas llegó al baño comenzó a vomitar bilis, para posteriormente ser encontrada por una mujer, siendo llevada en ambulancia al hospital. Allí se le realizó una complicada intervención de emergencia en su cerebro, la que duró tres horas.

Posteriormente y tras salir de la operación, tuvo una difícil recuperación que incluso la llevó a sufrir pérdida de memoria y problemas para hablar. Con el tiempo y un adecuado trabajo de rehabilitación no tuvo mayores dificultades.

Pese al éxito de su primera operación, los médicos visualizaron un bulto en su cabeza, tomando la decisión de hacerle un seguimiento para verificar su su evolución.

Su segunda operación se tuvo que realizar al terminar la 3era temporada de la serie en el año 2013. El bulto había crecido notoriamente, por lo que debió realizarse una nueva intervención que en primera instancia iba a ser más sencilla que la primera. Sin embargo, en medio de la intervención la actriz tuvo una hemorragia masiva que además la llevó en algún momento a tener muy pocas probabilidades de sobrevivir.

De esta experiencia y tras una nueva y complicada rehabilitación, la actriz solamente tiene una cicatriz que recorre su cuero cabelludo hasta detrás de su oreja, esto debido a un drenaje que salía de su cabeza, según palabras de la actriz.

Clarke terminó su relato contando que dedica gran tiempo a una asociación benéfica llamada “SameYou”, que ayuda a entregar tratamiento a las personas que sufren lesiones cerebrales. Finalmente, para tranquilidad de sus fans y los seguidores de la serie expresó: “Ahora estoy al cien por cien”.

El final de Games Of Thrones llegará por las pantallas de HBO el dia 14 de Abril.

Fuente: Revista New Yorker.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here