Una moción que busca modificar la ley electoral, para reponer el voto obligatorio y que la Cámara de Diputados vuelva a estar compuesta por 120 escaños y el Senado por 38 miembros, fue presentada por las diputadas Marcela Hernando (PR), Paulina Núñez (RN), Miguel Calisto (DC) y Jorge Alessandri (UDI), entre otros.

La iniciativa mantiene un sistema proporcional de acuerdo a la cantidad de habitantes por distrito y circunscripción electoral. Sin embargo, busca que el voto emitido para las elecciones de Concejales, Alcaldes, Consejeros Regionales, Gobernadores Regionales, Diputados, Senadores y Presidente de la República, sea obligatorio para todos los mayores de 18 años y menores de 75 años con derecho a voto.

La diputada Marcela Hernando, autora del proyecto, valoró que la moción sea transversal y destacó que “Chile ha demostrado que no está suficientemente maduro como para que exista una ciudadanía que participe en política y que manifieste su opinión. Estamos teniendo menos del 30% que elige a sus autoridades y eso la verdad no se sostiene en un régimen democrático. Hay una desafección de la cual todos somos conscientes sobre los temas políticos. Los ciudadanos no sólo tienen derechos, sino que también deberes y el primer deber ciudadano es manifestar su opinión política en las elecciones. Desde ese punto de vista, nos parece que hoy hay que restablecerlo el voto obligatorio, no obstante, para los mayores de 75 años, la moción establece que sigue siendo voluntario”.

La parlamentaria por la Región de Antofagasta agregó que “todo el mundo esperaba que con la inscripción automática sería muchos más la gente que participara, por el contrario, en vez de ser más los que participan, ésta ha ido disminuyendo y cuando llega al límite de menos del 30% para elegir a sus autoridades, se transforma en peligroso y eso nos parece que hay que revertir”.

Baja en los escaños

En tanto la diputada Paulina Núñez, indicó que “celebro que se sumen a nuestro proyecto los diputados de la Democracia Cristiana, del Partido Radical, porque hace ya unos meses junto al diputado Javier Macaya (UDI) habíamos presentado un proyecto para rebajar el número de parlamentarios, 120 en la Cámara de Diputados y 38 o 40 en el caso del Senado, a propósito de que hay una nueva región, y creemos que es clave hoy día tener un apoyo transversal y entre todos empujar el carro”.

«Esta es una puerta que se abre para tener votos y poder empujar la rebaja de los parlamentarios, porque como todos sabemos, el aumento de los parlamentarios no ha significado un mejor trabajo en el Congreso, más eficiente y más eficaz o una mayor representación en las regiones, solamente más gastos que no existía y que hoy los chilenos están cubriendo», manifestó Núñez, agregando que «nos parece importante hacerle un llamado al Gobierno a que apure la presentación de su proyecto si es que tienen uno propio o que le pongan urgencia a alguno de estos proyectos que ya espero se empiecen a discutir en el congreso».

Además la diputada de RN aseguró que espera llegar a un punto de encuentro con sus pares respecto al voto voluntario pero con incentivo. «Creo que es importante avanzar y discutir esa materia y poder copiar ideas de otros países donde funciona bien», indicó.

En tanto el diputado Jorge Alessandri sostuvo que «básicamente lo que se está haciendo es mejorar, reparar arreglar una reforma mal hecha, de manera idelógica por el gobierno anterior. El señor Pañailillo dijo que era una reforma de más parlamentarios, a cero costo fiscal, y terminó siendo una falacia. Y queremos reparar, porque la gente estaba descontenta con un Sistema Binominal, donde estaba un diputado con menos votos y quedaba fuera uno con más. En el sistema proporcional, quedan dentro a veces diputados con 0,8 o 0,6 por ciento, que no tienen la representatividad necesaria. Manteniendo el proporcional, pero manteniendo el número de diputados que teníamos hasta el año pasado».

Alessandri agregó que «hacemos un llamado al gobierno para que dé urgencia a este proyecto de ley, que estudiemos la reforma, pero que no sigamos ampliando el Parlamento con gente que no llega con la representatividad necesaria».

Por su parte, el diputado Miguel Ángel Calisto señaló que «el voto obligatorio permite fortalecer la democracia, las instituciones y a la clase política. A nadie le sirve el desprestigio de la política, por eso necesitamos que la gente se exprese. No sería cómodo para nuestro sistema democrático que en el futuro tengamos una democracia con una mínima participación electoral. También es fundamental bajar la cantidad de diputados en el parlamento, porque no tiene sentido el aumento y es un gasto tremendo. Estoy convencido que se debe caminar a una democracia más sólida».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here