Preocupación existe en la comunidad por la débil cartera de proyectos que registran los distintos municipios de la región, además de los ministerios, lo que se traduce en la falta de ejecución de iniciativas que podrían beneficiar directamente a las personas.

La construcción de obras no solo permite mejorar espacios públicos y cambiar la cara de las ciudades, sino que además es una fuente de generación de empleo.

Al respecto, Regionalista.cl conversó con distintos Consejeros Regionales (Cores), quienes representan a las tres provincias de la región, para conocer su opinión sobre esta situación.

El Loa

Sandra Pastenes, Consejera Regional de la Provincia El Loa, considera que «no hay cartera potente por comuna», pero advierte que «la sequía de proyectos no está dada solamente por los municipios, sino también por lo sectores (como salud, educación o vivienda)».

«Uno de los tres municipios de la provincia de El Loa, San Pedro de Atacama, exhibió en pleno realizado en esa comuna, una cartera de proyectos gestionados con fondos privados. Sin embargo solo se trataba de proyectos de relativo bajo monto y también de significancia no estratégica para el territorio», precisó.

Por otra parte, Pastenes lamenta que en el municipio de Calama «existen varias ideas de proyectos, pero que ni siquiera existen a nivel de perfil».

«Se habló en este municipio de una laguna artificial. Posteriormente el mismo jefe comunal se rió de la idea y habló de un espejo de agua. En el último tiempo anuncia que ya está aprobado el proyecto para un gran parque, laguna incluida. Incertezas, falta de criterio y ausencia de iniciativas, es lo que caracteriza a la comuna de Calama», agregó.

En el caso de Ollagüe, la comuna tampoco presenta una cartera de proyectos, sin embargo Pastenes indica que «esto se puede explicar por el grave estado de salud de su alcalde».

Sin embargo, en el caso de los sectores o ministerios y sus respectivas seremías (como salud, vivienda o educación), hay una ausencia de iniciativas significativas.

«Hace poco aprobamos el plan plurianual de pavimentos (44 mil millones). La iniciativa debió ser ajustada para abordar el 100% de la demanda, dado que el Serviu presentaba por un porcentaje menor. Este plan es la continuidad de lo realizado en el gobierno anterior. En vivienda se continúa avanzando de acuerdo a lo que quedó encaminado por el gobierno anterior. En educación nada nuevo para la provincia y en salud tampoco», concluyó la Consejera.

Tocopilla

En el caso de la provincia de Tocopilla (que compone la comuna del mismo nombre junto a María Elena), la Consejera Regional María Ramírez Díaz afirma que se ha encontrado con la sorpresa de que «en algunos lugares de la región las organizaciones sociales presentan más proyectos que los municipios, participan más de los fondos».

«A la hora de preguntarles a los alcaldes sobre sus carteras de proyectos, han sido deficientes y muchas veces no reflejan la real prioridad de la comunidad y se nota más en las comunas pequeñas. Ya van más de 2 años, el 2016 fue la última elección municipal y algunos alcaldes recién están levantando proyectos. Eso no puede ser, eso se levanta al inicio de la gestión, eso retrasa y se van en promesas que no se cumplen por falta de prolijidad», advirtió.

Ramírez explica que un proyecto demora en concretarse, porque debe pasas por un proceso bastante largo: «Demora un año, hasta un año y medio o más, porque es burocrático el sistema. Por estas situaciones la gente se desmotiva, porque no se ven avances ni obras concretas. La gente no está participando en las juntas de vecinos, se resta».

«No me parece justo que se juegue con los sentimientos de nuestra gente. Muchos prometen sin tomar en cuenta los procesos, por eso la gente cada vez vota menos por desilusión. Hay comunas que han atrasado su crecimiento y desarrollo por falta de gestión. Por eso es importante ser conscientes y maduros para tomar decisiones», agregó la Consejera tocopillana.

Antofagasta

Por su parte, la Consejera Regional por la provincia de Antofagasta (que incluye a la capital regional, Taltal, Mejillones y Sierra Gorda), Andrea Merino, afirma que no solo hay una falta de cartera de proyectos: «Tampoco hay planificación ni ordenamiento territorial».

«Los instrumentos de planificación no son los que están fijando el rumbo y la Estrategia Regional de desarrollo con los Pladeco están cada uno por su lado», lamenta.

En opinión de Merino «los gobiernos locales deben estar muy insertos en el proceso de implementación de los cambios en materia de descentralización, pero no veo al Gobierno Regional haciendo esa pega, ni en lo técnico, ni menos en lo político. Esa es la mayor debilidad de la región: La falta de trabajo colectivo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here