La Mesa Social de San Pedro de Atacama denunció un descontrolado aumento de casos de Covid-19 y una mala gestión de trazabilidad de los contagios en la zona. A esto se suma la falta de una residencia sanitaria y la reducida capacidad de respuesta del sistema de salud municipal, lo que motivó el llamado a izar banderas negras en las casas de los vecinos, como señal de protesta.

«Esto lo hacemos ante el absoluto abandono del que estamos siendo víctimas, frente a la indolencia de las autoridades. Y anunciamos, desde ya, la intención de presentar una serie de recursos legales ante organismos nacionales e internacionales, contra quienes resulten responsables por las graves vulneraciones a los Derechos Humanos», indicaron.

La agrupación viene exigiendo la aplicación de una cuarentena total en la comuna desde hace varias semanas. Sin embargo, los representantes del gobierno se han negado a tomar medidas sanitarias más restrictivas, lo que ha sido calificado como un acto de «profunda falta de humanidad y dignidad».

A pesar de lo anterior, la Mesa Social de San Pedro de Atacama destacó las acciones preventivas adoptadas desde las comunidades, como los cierres de sitios de visitación, barreras y aduanas sanitarias, específicamente en las localidades de Toconao, Peine y Río Grande, el apoyo a migrantes, la gestión de alimentos en el comedor, programas del área de salud mental, así como la buena recepción de la gente de San Pedro al llamado a iniciar una cuarentena voluntaria y extremar las medidas de cuidado.

«La alta tasa de informalidad en el empleo ha imposibilitado a cientos de familias acceder a los beneficios estatales, quedando abandonados a su suerte para poder alimentarse o cubrir gastos básicos. El municipio no ha actualizado el registro social de hogares», indicaron desde la agrupación, por lo que hicieron un llamado a las autoridades comunales a transparentar los gatos e inversiones destinados a atender la crisis sanitaria.

«Ante las declaraciones de la Seremi de Salud, donde indica que las residencias sanitarias son un medio efectivo del control de contagios, exigimos la habilitación de un espacio de este tipo en la comuna, a fin de poder aislar a los pacientes que arrojen positivo en su examen PCR y evitar así contagiar a sus familias, protegiendo principalmente a los adultos mayores, enfermos crónicos, niñas y niños», exigieron.

El llamado a izar banderas negras ha tenido una respuesta positiva por parte de las vecinas y vecinos de la comuna, quienes están expresando su descontento hacia el gobierno, mediante esta acción simbólica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here