Durante una visita a la Escuela de Suboficiales de Carabineros en Santiago, el presidente Piñera respaldó la labor de la policía uniformada y la PDI durante las últimas semanas de estallido social. Esto, a pesar de las denuncias por graves violaciones a los Derechos Humanos que han cometido las fuerzas del Estado.

Durante la ocasión, el Mandatario realizó un llamado al Congreso para que agilice la aprobación de algunos proyectos de ley como «el que moderniza Carabineros; la ley que fortalece nuestro Sistema Nacional de Inteligencia, el Estatuto de Protección de las Policías, la ley anti encapuchados, la ley Antisaqueos y la ley Antibarricadas».

Además, el Jefe de Estado anunció el envío de un proyecto de ley que ampliará las facultades de las Fuerzas Armadas para que, sin la necesidad de un Estado de Excepción constitucional, puedan salir a la calle y resguardar la infraestructura crítica del país.

«Por ejemplo: todo el sistema de abastecimiento eléctrico, todo el sistema de abastecimiento de agua potable y muchas otras infraestructuras críticas, incluyendo las infraestructuras policiales, de manera de garantizar el buen funcionamiento de estos servicios básicos, que son vitales para la calidad de vida de las personas», afirmó.

Este anuncio ha generado polémica, ya que reafirma la posición del gobierno de insistir en una agenda de seguridad y criminalización de las movilizaciones, sin anunciar medidas concretas de una agenda social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here