Una multa de $6.600 millones de pesos aplicó la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) a Minera Escondida Ltda. (MEL), luego de acreditar el impacto sobre las aguas subterráneas en las Vegas de Tilopozo, en el Salar de Atacama, lo que constituye un grave daño ambiental.

El cargo se formuló tras constatar una reducción del nivel freático mayor a 25 centímetros en el “Sector de Tilopozo”, superándose de forma irreversible y desde el año 2005 la disminución máxima aceptable que pueden soportar estos sistemas de vegetaciones.

Desde la Superintendencia indicaron que la Comunidad Indígena de Peine se ha visto significativamente afectada producto del uso desmedido por parte de la empresa del recurso hídrico que alimenta las Vegas de Tilopozo, las que son utilizadas por la comunidad como sustento económico y para sus usos tradicionales.

El caso que hoy obliga a Minera Escondida a pagar esta millonaria multa se remonta a una denuncia presentada el 20 de abril de 2018 por el Departamento de Conservación y Protección de Recursos Hídricos de la Dirección General de Aguas (DGA), donde se constataron incumplimientos al Plan de Alerta Temprana (PAT) del acuífero Monturaqui – Negrillar – Tilopozo, ubicado 78 km. al este de la cuprífera y unos 50 kms. al sureste del Salar de Atacama.

La DGA advirtió que la empresa no realizó los ajustes que correspondían de acuerdo con lo dispuesto por una resolución que aprobó el PAT para el acuífero de la región de Antofagasta.

Tras el análisis de todos los antecedentes y las inspecciones ambientales realizadas por la Superintendencia de Medio Ambiente en abril de 2019, la infracción fue clasificada como “gravísima”. El análisis incluyó mediciones de profundidad del agua subterránea en los pozos de observación del acuífero y datos de monitoreo histórico que fueron remitidos por la empresa.

Lamentablemente, según constató la SMA, la empresa minera no activó las medidas complementarias que debieron ser aplicadas ante una disminución mayor a la máxima aceptable del nivel del acuífero, a pesar de haber comprometido estas acciones en su Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

Mediante un comunicado, Minera Escondida indicó que “no comparte la resolución de la Superintendencia de Medio Ambiente y reitera su rechazo a la existencia de un supuesto incumplimiento de los compromisos adquiridos en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) N° 1/1997, que habilitó la extracción de agua en Monturaqui entre los años 1998 y 2019”.

“Existe una discrepancia técnica con la autoridad, lo que es contradictorio con la RCA 01/1997 y con la práctica regulatoria de cerca de 20 años en el caso”, agregaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here