En una polémica intervención en el Congreso, el General Director de Carabineros, Hermes Soto, afirmó que el funcionario de la policía que destruyó la tarjeta de memoria tras el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, lo hizo porque tenía «imágenes personales».

Durante su participación en la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados, Soto confirmó que «a dos de ellos se les habían entregado cámaras de cargo personal, o sea, debieron haberlas llevado al lugar y al final se estableció que uno de ellos la llevó y el otro no. Por lo tanto, los dos debieron haber andado con sus cámaras en ese lugar».

«¿Qué tipo de imágenes había en la tarjeta? Según lo señalado por el funcionario eran imágenes personales, de una situación personal con su señora, con su pareja y que él no quiso que se hicieran públicas y se conocieran por otras personas», sostuvo la autoridad policial, lo que ha sido criticado duramente desde distintos sectores.

«Eso es lo que él señaló en su momento al jefe que le hizo la consulta y esta información es la que el jefe me informó a mí. Lo que él haya tenido o no haya tenido en esa grabación o en esos elementos, es una situación que él tiene que clarificar ante el Ministerio Público», manifestó Soto.

Según los antecedentes que se han dado a conocer a través de diferentes medios, el ex sargento del GOPE Raúl Ávila confesó que destruyó la tarjeta tras cortarla con una tijera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here