Foto: noticiasucn.cl

Durante la tarde de este jueves 13 de septiembre, según informó el diario La Tercera, el sacerdote y ex arzobispo de Antofagasta, Pablo Lizama, llegó hasta las dependencias de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI para declarar en calidad de imputado por el delito de encubrimiento, en el marco de los de abusos sexuales a menores que se le imputan al ex párroco de la Fach (entre 1999 y 2004), Pedro Quiroz.

El religioso realizó la declaración ante el fiscal Guillermo Adasme.

La semana pasada los fiscales habían tomado declaración por la misma causa y también en calidad de imputado, al obispo emérito de Osorno, Juan Barros.

Al igual que Quiroz, Barros también ejerció como párroco de la Fach, aunque en el período inmediatamente después, entre 2004 y 2015.

Tras la declaración, el fiscal Adasme sostuvo que con la diligencia se busca «reconstruir toda la secuencia de mando en orden del obispado castrense, respecto de lo que es el periodo de Lizama y posteriormentente de Barros».

Cabe recordar que Pablo Lizama ya había declarado como imputado hace cerca de tres meses, en una de las aristas de la investigación por el fraude en Carabineros que lleva adelante el Ministerio Público.

Lo anterior, luego de que Contraloría emitiera el informe de auditoría, el que daba cuenta de pagos improcedentes por la suma de $ 196 millones por concepto de reliquidación de pensiones de retiro y de montepíos.

Allí surgió un elemento que llamó la atención del equipo investigador de la malversación en la institución uniformada: más de 300 personas reciben dobles pensiones. De dicho total, se tomó una muestra de 10 beneficiarios y se determinó que estos obtienen jubilación de la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca) y de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena).

Según se consigna en un párrafo del informe de Contraloría, el cual se derivó al fiscal Eugenio Campos, “conforme a la información contenida en Siaper (Sistema de Información y Control de Personal de la Administración del Estado), se advirtió que 10 personas eran beneficiarias de pensiones tanto de Dipreca como de Capredena, por haber ejercido funciones en Carabineros de Chile y en otra institución de las Fuerzas Armadas”.

Entre las personas que se identificaron en este listado con “dobles pensiones” figura Pablo Lizama Riquelme, obispo castrense (entre 1994 y 2004) y arzobispo de Antofagasta (entre 2004 y 2017).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here