Por unanimidad fue aprobada en la sala de la Cámara de Diputados el proyecto de resolución presentado por la diputada Marcela Hernando (PR) que busca regular la temperatura para que no baje de un mínimo de 18º C y que no supere los 23º C en las salas de clases, lo que a juicio de la parlamentaria contribuye a un ambiente óptimo para el aprendizaje de todos las niñas, niños y adolescentes.

Al respecto, la diputada Hernando explicó que “tenemos la convicción de que un aprendizaje efectivo, tiene entre sus bases el contar con un buen ambiente de convivencia escolar, con infraestructura apropiada”, agregando que “actualmente existe un decreto que es bastante antiguo y que establece que la temperatura “ideal mínima” en la sala de clases de los niños parvularios es de 15º y en el caso de los básicos y medios es de 12º grados”.

Con respecto a la propuesta, la congresista indicó que “hemos pedido al Gobierno que se actualice y que la temperatura recomendada sea entre 18 y 23º C, como puntos mínimos y máximos acorde a la opinión de especialistas. También necesitamos que esto sea establecido para todos los niños, es decir, tanto de las escuelas municipalizadas del país y no solamente en los recintos privados”.

Estudios

La importancia de un ambiente adecuado lo demuestra el informe “Heat and learning” de la Universidad de Harvard, que dice que «el calor hace más difícil concentrarse en las clases y al momento de hacer las tareas en casa. El calor conlleva que los estudiantes estén más distraídos, agitados y les cueste enfocarse”.

Al respecto Hernando declaró que “hay bastantes estudios que demuestran que los niños están con una sensación de frío, la cual altera sus capacidades de aprendizaje y también hay algunas publicaciones que muestran cómo aquellos niños que están expuestos a un calor extremo pueden tener mayor agitación. De acuerdo a esta información y las opiniones de varios pediatras estamos proponiendo que se cambie esta normativa”.

Finalmente la legisladora aseguró que “los expertos demuestran que la temperatura afecta el aprendizaje y los fenómenos de concentración. Estudios de la organización Educación 2020 señalan que por cada aumento de 0,55 grados centígrados en la temperatura promedio durante el año, ocurre una caída del 1% en el aprendizaje”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here