El año 1992 la Asamblea General de las de Naciones Unidas (ONU) adoptó el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua, invitando a los países a promover la conservación, el desarrollo y el buen uso de los recursos hídricos, apelando a la puesta en práctica de las recomendaciones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo.

Al celebrarse nuevamente esta significativa fecha, se advierten los graves problemas que el planeta sufre por la contaminación y escasez de este vital elemento. Nuestro país no está ajeno a esta realidad, pues son numerosas las comunas que sufren sequías y deben ser abastecidas con camiones aljibes.

¿Y cual es la situación en nuestra región de Antofagasta? Regionalista.cl conversó con Ricardo Díaz y Sandra Pastenes, Consejeros Regionales que presiden las comisiones de Medio Ambiente y Obras Públicas, respectivamente, para conocer su visión sobre la problemática del agua en nuestra zona.

Ricardo Díaz es enfático en señalar que “los recursos hídricos de la región se han sobreexplotado”, asegurando que “ha existido una visión miope de centrarse solo en el extractivismo minero, dañando comunidades del altiplano o la diversidad de ecosistema de los salares”.

“Hoy es posible regar el desierto, llevar agua desalada y descubrir nuevas vocaciones productivas para la región. Solo hay que ser realmente innovadores y pedirle a la minería real compromiso social”, concluye el Consejero.

Por su parte, Sandra Pastenes afirma que “la situación en la región de Antofagasta, es crítica” y cita datos entregados por el Ceitsaza (centro de investigación tecnológica del agua en el desierto), que indican que “en un horizonte de no más de 10 años, la situación puede pasar de estrés hídrico a sequía”.

“Desde el CORE hemos trabajado desde hace mucho para contar con los datos e información necesaria que permita elaborar una estrategia de manejo del agua en el desierto más seco del mundo, donde la actividad económica principal, la
minería metálica y no metálica, utilizó y utiliza grandes cantidades de agua dulce, en un territorio en el que existen datos para ocuparse en abordar la situación de manera urgente”, agrega Pastenes.

Sin embargo, advierte que hasta ahora “los respectivos Intendentes no han colocado urgencia al necesario estudio de cuencas, agua desalada y todo lo necesario para llegar a elaborar una estrategia de manejo del agua”.

“En el primer gobierno del presidente Piñera, cuando Álvaro Fernández era Intendente, tuvimos un avance importante que luego se truncó por decisión política. En el actual gobierno ni siquiera se ha constituido como corresponde la Mesa de Agua, lo cual hace suponer que no hay una decisión política que nos permita avanzar. Nosotros, desde el Core, seguiremos insistiendo porque la sobrevivencia de la región está en juego y confiamos que el proceso de descentralización pueda generar nuevos escenarios más favorables para trabajar el tema que necesariamente deberá formar parte de la agenda del o la próxima Gobernadora Regional”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here