La Corte Suprema de Justicia confirmó el fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta y acogió un recurso de protección presentado por la Sede Regional de Antofagasta del Instituto Nacional de derechos Humanos (INDH), para proteger los derechos de un grupo de 27 personas de nacionalidad cubana, colombiana y venezolana –entre ellos un niño-, a quienes a pesar de haber solicitado por escrito y verbalmente refugio, este procedimiento les fue negado por la Gobernación local.

Según estableció el escrito presentado por el Instituto, a estas personas no se les permitió acceder a un formulario para formalizar su solicitud de refugio, omitiéndose así la entrega de antecedentes escritos que acreditaran su requerimiento. Sumado a ello, solo fueron informados verbalmente del rechazo de sus respectivas peticiones y en ocasiones por vía telefónica, sin registro alguno que estableciera los fundamentos de la decisión.

Entre los derechos que fueron vulnerados según el INDH, se cuentan el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de las personas y su igualdad ante la ley.

Es por esto que el máximo tribunal dispuso que el actuar de la Gobernación de Antofagasta, a través del Departamento de Extranjería y Migraciones, resultó arbitrario e ilegal, por lo que ordenó «otorgar las solicitudes respectivas dentro del sexto (6°) día hábil, es decir hasta próximo el miércoles 20 de marzo, y que además se deje registrada esta situación con el correspondiente certificado del ministro de fe», según establece el fallo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here