La Contraloría General de la República emitió un completo informe sobre el manejo administrativo de Carabineros entre los años 2017 y 2019, consignando un total de 596 observaciones.

Entre los hallazgos, «se determinó que la totalidad de las Zonas Regionales de Carabineros de Chile administraron en sus respectivas cuentas corrientes internas fondos ajenos a la naturaleza de ésta, los que durante el periodo auditado ascendieron, a lo menos, a $ 15.349.259.691, equivalentes al 52,9% del total de recursos manejados en sus cuentas bancarias internas”.

Lo anterio impide que exista un control adecuado de los fondos públicos destinados a la policía uniformada, ya que existe el riesgo de desvío irregular de dinero, tal como ocurrió en el fraude por 28 mil millones de pesos que investiga la fiscalía.

Otro de las irregularidades establecidas dice relación con el pago indebido de asignación de zona a 34 funcionarios de la región de Valparaíso a quienes no les correspondía, por un monto total de $ 73.483.011.

El informe también estableció la existencia de cuentas ocultas, pago irregular de viáticos y de pagos duplicados a funcionarios en el extranjero. Por ejemplo, en las Zonas Regionales de Carabineros de Tarapacá, Atacama, Biobío, La Araucanía y Los Ríos no existen mecanismos de control, referidos a las instancias de revisión, aprobación y supervisión que permitan cautelar la entrega de viáticos al personal. En estos casos se advirtieron rendiciones de viáticos sin las visaciones correspondientes, errores en el cálculo de estos, planillas sin firma del funcionario que efectuó la comisión de servicio (…) funcionarios con asignación de viáticos en días ausentes de su jornada y falta de documentación que acredite su realización.

Respecto de los pagos efectuados a funcionarios que se encontraban ausentes de sus labores, estos totalizaron la cantidad de $42 millones. Mientras que en relación a los pagos duplicados a personal en comisión en el extranjero el total es mucho más alto, alcanzando los $1.160 millones.

El rastreo también reveló que existen 21 cuentas corrientes ocultas: “Se advirtió que la entidad auditada no cuenta con procedimientos de control sobre las cuentas corrientes que mantiene en el Banco del Estado de Chile o en otras entidades financieras, desconociendo el número de ellas, toda vez que esta omitió informar 21 cuentas corrientes a este Organismo de Control”, indica el documento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here