Foto: Archivo

El Colegio Médico de Antofagasta, en la voz del presidente del Consejo Regional, Doctor Aliro Bolados Castillo, expresó su preocupación por la grave situación de contaminación que vive la capital regional.

Esto, ante el anuncio de las autoridades respecto del inicio de toma de muestras a alrededor de 1.500 personas de Antofagasta y tras publicarse a nivel internacional, el reciente estudio que aclara el origen del polvo metálico.

«Nuestra institución desea solicitar públicamente a las autoridades, hacer todos los esfuerzos para descontaminar Antofagasta de manera urgente», señala el comunicado.

La institución hace un recuento de una serie de antecedentes en torno a la contaminación provocada por el puerto y otros focos de daño al medio ambiente y la salud que ha vivido históricamente la comuna.

En su comunicado recuerdan que la Corte Suprema determinó en diciembre de 2017 que Antofagasta Terminal Internacional (ATI) contaminó con polvo de concentrado 17 cuadras del centro de Antofagasta, razón por la que dicha empresa tenía la obligación judicial de limpiar la zona.

Sin embargo, según indican, hasta la fecha la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) «aún no ha dado a conocer oficialmente al Colegio Médico de Chile y la opinión pública afectada, si el informe de la supuesta limpieza realizada por ATI, cumple o no las expectativas y protocolos de descontaminación».

«Diversos vecinos del sector portuario de Antofagasta, aseguran que dicha limpieza no fue realizada, o que fue efectuada incorrectamente, lo que se suma a la nula información de dicho procedimiento, que incluso no fue informado a la Seremi de Medio Ambiente y menos a la población», agrega el comunicado.

Desde el Colegio Médico recuerdan que el año 2014 el Instituto de Salud Pública (ISP), evacuó un informe confirmando la presencia de polimetales en el borde costero de Antofagasta. Incluso, la propia Subsecretaría de Salud Pública, a través de la Seremi de Salud de Antofagasta, dictó la Resolución 2.599 del 28 de julio de 2010, que establece que el tránsito de concentrado de plomo y zinc (bolivianos) por Antofagasta, deberá realizarse en contenedores herméticamente sellados, desde Portezuelo al puerto local.

La institución recuerda que entre las conclusiones del informe final, aprobado por la Comisión de la Cámara de Diputados, el 24 de marzo 2016, referida a la contaminación de Antofagasta, quedó de manifiesto una responsabilidad estatal en la grave problemática de contaminación que vive la ciudad, razón porque siguen sin cumplirse los compromisos de las autoridades, respecto de la eliminación de camiones encarpados como método de transporte de concentrados, la elaboración de una Ley de Polimetales para todo el país y la reparación en la salud de las personas.

«Queremos destacar, que aún esperamos que la firma Ferrocarril Antofagasta a Bolivia (FCAB), cumpla el compromiso de pavimentar, arborizar y mejorar su zona operacional de patios de ferrocarril, tanto en su estación principal, entre las calles Bolívar y Zenteno, como también en todo el tendido férreo en la ciudad, como una muestra más de su compromiso con la comunidad», señalan.

Por otra parte, el Colegio Médico espera que desde el parlamento y el gobierno se realicen «todas la gestiones restantes, para retomar prontamente en el Senado, el proyecto aprobado en la Cámara de Diputados, para contar con un transporte hermético de camiones con concentrados para la mediana y gran minería de la región, cuyo primer trámite fue aprobado unánimemente y apoyado en su tramitación por el Colegio Médico de Chile».

«Los efectos de todas estas fuentes de contaminación en Antofagasta, ya son visibles a nivel sanitario, según consta en el Informe de Estadísticas Vitales 2015, en los informes de la Mesa del Cáncer y en las graves cifras de nuevos casos anuales de cáncer en el Centro Oncológico y Clínica Bupa, lo que da cuenta que Antofagasta es la zona del país con mayor prevalencia de cáncer y muertes por tumores malignos, con más de 840 fallecidos, sólo en 2015 en la región», advierten.

«Finalmente, por todo lo anterior, insistimos a las autoridades, en la urgente necesidad de un plan de descontaminación en Antofagasta, controles efectivos a las fuentes y pasivos, mediante una amplia red de monitoreo ambiental con validez poblacional», indican.

Para el Colegio Médico, las medidas urgentes a implementar en Antofagasta son las siguientes:

-Plan de descontaminación.

-Red de monitoreo con información en línea a la población.

-Urgente plan de limpieza de la zona sujeta a contaminación.

-Solicitud de nulidad administrativa ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) respecto del acopio de concentrados polimetálicos en el puerto de Antofagasta, proyecto que ha mostrado un prontuario de incumplimientos de sus obligaciones.

-Implementación de una nueva Ley Especial de Cáncer (Auge Regional) para Antofagasta.

«No podemos permitir que los antofagastinos y los demás habitantes de la región, enfermos de cáncer, sigan sufriendo penurias económicas, para costear sus tratamientos y que la problemática de la contaminación, establecida claramente en un dictamen del máximo tribunal del país y las negras cifras oficiales de cáncer y nuestros pacientes afectados y sus familias, sigan siendo invisibilizados, negados o tratados como si fueran un mito, ante la horrenda realidad, irrefutable, de las estadísticas de fallecidos y enfermos de cáncer, publicadas por el INE, en base al información oficial del Ministerio de Salud y nuestros colegas médicos», concluyen.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here